.

.

24 de may. de 2008

Everstill/Siempretodavía en Granada

Gilbert & George en la Huerta de San Vicente
Redacción / Ars Operandi

Desde Granada, Jessica Gª Padilla nos remite información sobre una interesante exposición que está teniendo lugar desde noviembre pasado en la ciudad nazarí. Se trata de la muestra titulada Everstill/Siempretodavía, que reúne a más de una treintena de artistas nacionales e internacionales, inscrita en una serie de exposiciones, todas ellas comisariadas por Hans Ulrich Obrist, en casas de personalidades diversas del mundo de la cultura, como la del arquitecto Luis Barragán, en México D.F.; la del filósofo Friedrich Nietszche, en Sils Maria, o la del arquitecto Sir John Soane, en Londres. Los artistas convocados realizan una visita a la casa de García Lorca, la Huerta de San Vicente en Granada, previamente a la creación de su obra para que puedan acercarse a la vida y obra del poeta y a su ciudad, de forma que tengan toda la información necesaria para definir su aportación al proyecto. 

 Los artistas participantes son: Anri Sala, Arto Lindsay, John Baldessari, Cerith Wyn Evans, Cristina Iglesias, Cy Twombly, Grupo Democracia, Devendra Banhart, Bestué & Vives, Dominique Gonzalez-Foerster, Douglas Gordon, Edi Rama, Enrique Morente, Franz West, Gilbert & George, John Armleder, John Giorno, Jorge Macchi, Koo Jeong-A., Leonora Carrington, M&M, Paul Chan, Pedro Reyes, Pere Portabella, Philippe Parreno, Rivane Neuenschwander, Roni Horn, Sarah Morris, Tacita Dean, Trisha Donelly y Enrique Vila-Matas. En septiembre de 2008 se podrá ver en la Residencia de Estudiantes de Madrid una selección de las obras que han formado parte de esta exposición, y todas se reunirán en un catálogo. 

La Huerta de San Vicente fue la casa de veraneo, a las afueras de Granada, de la familia García Lorca desde 1926 hasta el comienzo de la Guerra Civil española. Esta casa ha sido restaurada y es ahora un centro cultural y un museo en el que los visitantes pueden apreciar manuscritos, libros, dibujos y fotografías originales en el entorno que inspiró al poeta y fue su santuario de creación, el sitio donde escribió parte del Romancero gitano, Así que pasen cinco años, Yerma, Bodas de sangre, y El diván del Tamarit. La casa conserva los suelos originales, muebles, utensilios y elementos decorativos, así como obras de arte pertenecientes a la familia y pinturas y dibujos del propio poeta y de contemporáneos suyos como Salvador Dalí, Manuel Ángeles Ortiz o Rafael Alberti.