.

.
.

5 jul. 2008

Dibujos de Goya a subasta

Desde Londres: Magdalena Madueño
 
El guardia Lampiños cosido en el interior de un caballo muerto. Imagen: Christie's

Christie’s ofrecerá tres dibujos redescubiertos de Francisco de Goya y Lucientes (1746-1828) en la subasta Old Masters and 19th Century Drawings (Obras Maestras y Dibujos del siglo XIX) el 8 de julio de 2008 en Londres. La exposición se acaba de abrir y las obras estarán disponibles hasta el próximo día 7. Desde que se vendieron en la conocida subasta, 105 dessins par Francisco Goya (105 dibujos de Francisco Goya), en París en 1877, los dibujos han estado perdidos. Éstos representan uno de los grupos de bocetos más importantes de Goya puestos a la venta desde hace treinta años. Serán ofrecidos individualmente y se espera que sobrepasen los dos millones y medio de euros entre los tres. Benjamin Peronnet, Director del Departamento de Obras Maestras y Dibujos del siglo XIX de Christie’s, ha expresado que: “Los tres dibujos de Goya pertenecen a uno de sus álbumes privados, e ilustran a la perfección la inagotable fertilidad de la imaginación, la creatividad y el don del artista. Dichas cualidades le convierten en el primer artista moderno. Estamos muy contentos de poder exhibir estos excepcionales dibujos al público por primera vez en 130 años. Esperamos que la subasta atraiga el interés de los coleccionistas internacionales y de las instituciones que raramente han tenido una oportunidad como esta”.

Goya comenzó a recopilar sus cuadernos personales en 1796 y poco a
poco los llenó de páginas con dibujos imaginativos de personas en diferentes estados y situaciones, ya sea en grupo o individualmente. Los dibujos que se subastarán en Londres pertenecen a una colección privada suiza. Los propietarios contactaron con los especialistas de Christie’s, quienes confirmaron que los dibujos habían estado en paradero desconocido. Los tres conservan las marcas que les colocaron expresamente para la subasta de 1877, y uno de ellos posee los agujeros después de haber sido colgado en las paredes del Hôtel Drouot. No obstante, teniendo en cuenta que no han sido enmarcados ni expuestos a la luz, los tres dibujos están en un excelente estado de conservación. Bajar riñendo se encontraba originalmente en el Álbum D, también llamado Brujas y mujeres, elaborado entre 1819 y 1823. Además del dibujo que subastará Christie’s, se sabe que el mencionado cuaderno lo componían veintiún dibujos más, los cuales están en instituciones públicas. La obra en venta muestra cuatro mujeres luchando en el aire. Una de ellas ríe a carcajadas mientras tira del pelo a otra. Se calcula que el dibujo alcanzará un precio de entre un millón y un millón y medio de euros. El guardia Lampiños cosido en el interior de un caballo muerto, estaba en el Álbum F, Imágenes de España (1812-1820). En el dibujo podemos leer una detallada descripción en la parte inferior del mismo, que dice: “En Zaragoza a mediados del siglo pasado, metieron á un alguacil llamado Lanpiños,en el cuerpo de un Rocin muerto, y lo cosieron; toda la noche se mantubo vivo”. En el reverso Goya escribió: “en Zaragoza a mediados del siglo XVIII, los campesinos se sublevaron contra un guardia local llamado Lampiños que perseguía a estudiantes y mujeres de la ciudad”. El gentío buscaba venganza y por ello lo cosió en el interior de un caballo muerto, donde, según la inscripción, sobrevivió toda la noche. En la obra vemos a Lampiños dentro del animal, con un gran arco detrás y perros ladrando al angustiado prisionero. Su precio de salida es de 750.000-1.000.000 de euros.

El tercer dibujo, Arrepentimiento, también se encontraba en el Álbum F. Un hombre sedente está orando frente a una cruz, mientras sus ojos miran hacia arriba y su boca se abre, un gesto que ha sido calificado por algunos expertos como la prefiguración de El grito (1893) de Edvard Munch. Las diminutas pinceladas que delinean las figuras se han preservado excelentemente (precio estimado: 870.000-1.110.000 de euros).

3 comentarios:

fernando dijo...

Es muy interesante estar al tanto de estas subastas, ya que el precio estimado de salida es bastante asequible, y es una muy buena oportunidad de hacerse con una de estas obras.

PD:já.

José Álvarez dijo...

Es comprensible tu ironía,Fernando, pues el precio de mercado de los grandes maestros está en unos niveles impensables hace unos años. Respecto a Goya, fue muy sonada la compra de la «Condesa de Chinchón» en 2000 por 4.000 millones de pesetas. Ese año, el Estado adquirió 40 cartas de Goya a Martín Zapater por 148 millones de pesetas. El Prado recibió en dación un boceto preparatorio de un cartón que atesora el museo. «Riña en el Mesón del Gallo», que costó casi 4 millones de euros. Otra dación permitió la compra de «San Juan Bautista niño» a Jean-Luc Baroni Fine Art Limited por 4,5 millones de euros.

A estas incorporaciones hay que sumar un importante dibujo de su etapa en Burdeos, adquirido por el Estado en 2006 en una subasta celebrada en Christie´s-Londres por 1.464.000 libras (2,1 millones de euros). «El toro mariposa» forma parte del llamado «Álbum G», el penúltimo de los ocho álbumes de dibujos que desde 1796 hasta su muerte hizo Goya. Se trata del dibujo número 53 (consta de 62), del que el Prado ya tenía trece. Los dos grandes conjuntos de este álbum están en el Prado y en el Ermitage. El Prado atesora 582 dibujos del maestro aragonés y 531 grabados, además de un nutrido conjunto de pinturas.

José Manuel Matilla, jefe del Departamento de Dibujo del Prado, afirmó en su momento que «está plenamente justificado el precio que se ha pagado. Es una compra excelente. Con los álbumes de Goya, cada dibujo responde a un interés muy concreto; uno no sustituye a otro. Son obras autónomas. Cuantos más tengamos de ese álbum, mejor entenderemos el Goya de Burdeos, donde él da verdaderamente todo lo que tiene. Además, es una forma de saldar una deuda que tenía España: a través de Carderera y Madrazo salieron en el XIX muchas obras de Goya». Dice Matilla que «en Goya la obra sobre papel es tan importante, o más en muchos casos, que las pinturas. Hacía los dibujos y grabados por la necesidad de expresarse. Éste tiene todos los tópicos goyescos: toro, mariposas, caras, máscaras... Tiene sutileza y dominio en el trazo. Es maravilloso y está en un buen estado de conservación. Es un dibujo con pedigrí». Hay muy pocos dibujos de estos álbumes en manos privadas y en los últimos años el dibujo cotiza al alza: un dibujo de Andrea del Sarto se vendió por casi 10 millones de euros (!) en 2005.

Sobre el "Toro mariposa" - que pude ver en el Prado en la exposición posterior a su compra, y es realmente sublime - Alfonso E. Pérez Sánchez, ex director del Prado, afirmó en su momento que, aunque el precio era «un poco disparatado, es una obra muy representativa de la etapa final de Goya, que enriquece mucho al Prado. Me importa más la calidad que el precio de una obra». El historiador Benito Navarrete, buen conocedor del dibujo español, subraya que «es relativamente razonable el precio; está justificado. Los temas taurinos en Goya se pagan desproporcionadamente. El dibujo está muy relacionado con los «Disparates». Aparece un Goya casi delirante, que aporta mucho a las colecciones del Prado».

Christie's sabe que en estos casos, el pujador será uno de los principales museos del mundo, y muy probablemente el Prado. Desde esta óptica, 750.000 o 1.000.000 de euros no es tanto.

José Álvarez dijo...

AGENCIA EFE, 9/7/08

La obra "Bajan riñendo" de Francisco de Goya se convirtió ayer en el dibujo más caro del pintor español al adjudicarse por 2,86 millones de euros, en una subasta celebrada en la casa Christie´s de Londres.

El boceto, que dio lugar a una disputada puja en una sala abarrotada de público, batió un "récord mundial para un trabajo sobre papel del artista", comentó Benjamin Peronnet, director de la sección de viejos maestros y dibujos decimonónicos de Christie´s.

La obra, también titulada Visión de bajar riñendo , pulverizó la anterior marca de Goya, correspondiente al dibujo surrealista El toro mariposa , que el Ministerio de Cultura de España compró en diciembre de 2006 en la misma casa de subastas por 2,16 millones de euros.

Bajan riñendo , que casi dobló su precio máximo estimado, mide 23,4 centímetros de largo por 14,3 centímetros de largo, y muestra a cuatro mujeres a la greña que descienden por el aire como brujas.

La millonaria obra forma parte de los denominados "dibujos perdidos" del genio español, tres de los cuales fueron redescubiertos después de 130 años en una colección privada suiza, y se ofrecieron ayer al mejor postor.

De hecho, un segundo dibujo, "Arrepentimiento" , superó las expectativas y se adjudicó por 1,2 millones de euros, en tanto que el tercero, "El alguacil Lampiños cosido dentro de un caballo muerto" , se remató en 965.400 euros.

Un portavoz de Christie´s confirmó que las obras, que atrajeron el interés de postores de todo el mundo, fueron adquiridas por "tres coleccionistas privados europeos", sin dar más detalles.

Sus antiguos dueños, una familia suiza, sospecharon que la mano de Goya estaba detrás de los bocetos, y contactaron hace poco con los expertos de la casa de subastas, que verificaron su autenticidad.

Según los subastadores, la última vez que aparecieron registradas esas obras fue en una puja por 105 dibujos del Goya que se celebró en París en 1877.

Los tres dibujos, que se consideraban desaparecidos desde entonces, se hallan en excelente estado de conservación, pues nunca han sido ni enmarcados ni expuestos a la luz.