.

.

14 jul. 2008

Pintura orientalista en el Tate Britain


Desde Londres: Magdalena Madueño
“Llena de gran arte”. “Espectacular belleza”. Estas son las críticas que ha recibido The lure of the East. British orientalist painting (El atractivo del Este. Pintura orientalista británica) en los periódicos The Guardian y The Independent, respectivamente. Y es que la exposición del Tate Britain de Londres pretende ser una de las más prometedoras de la estación veraniega.
Arte y turismo florecieron en lugares a los que no era fácil llegar, y que fueron rápidamente objeto de visita y estudio de artistas. Lugares como El Cairo, Jerusalén, Estambul (Constantinopla), Marruecos, Grecia, los Balcanes e incluso España. La muestra examinará cómo los pintores británicos buscaron convencer a sus seguidores de la autenticidad de sus imágenes, a veces usando composiciones intensamente detalladas. Además enseñará que el drama y el romance derivados del Oriente serán una parte central de la obra de aquéllos artistas. En escenas del harén y la mezquita, en particular, estos dos impulsos suelen aparecer en una fascinante tensión.
Con más de 110 obras, entre acuarelas, óleos, grabados y dibujos, de colecciones de todo el mundo, The Lure of the East incluye otras de grandes pintores británicos como el prerrafaelista William Holman Hunt (1827-1910), Richard Dadd (1817-1886), Lord Leighton (1830-1896) y John Frederick Lewis (1805-1876). La exposición hace especial hincapié en la moda de corte oriental y en diversos géneros pictóricos –paisajes, vistas urbanas, el harén, la mezquita-.
La exposición está estrechamente relacionada con el debate abierto en 1970 por el académico palestino-americano Edward Said (1935-2003) sobre las representaciones artísticas de corte oriental. Para muchos, dichas representaciones aparecen como una secuencia de ficción que viene a satisfacer el deseo occidental de superioridad y control sobre Oriente. La discusión a favor y en contra del orientalismo defendido por Said ha continuado durante treinta años hasta la actualidad.
Su resonancia en la exposición del Tate Britain, sin embargo, es más fuerte que nunca teniendo en cuenta que, desde la década de los 20 (el final del periodo que cubre The lure of the East), Inglaterra controlaba muchos de los países que habían pertenecido al Imperio Otomano, incluyendo Egipto, Palestina e Irak. Como dijeron los seguidores de Said, estas imágenes no pueden ser vistas de manera aislada de su contexto político y cultural. Y ése es el principal fin que persigue esta muestra que, junto a la rica e inestimable oferta que posee el museo londinense, no os debéis perder si viajáis a Londres en estas fechas.
Imágenes: Tate Britain
Lugar: Tate Britain
Fecha: 4 de junio – 31 de agosto de 2008
Horario: L-D, 10:00 h -17:50 h
Precio: 10 £ (8 £ para estudiantes)