.

.
.

2 ago. 2008

Adriano en el British Museum

Desde Londres: Minerva Parra Peralbo
 

video
Tras su primera visita en el año 122, Publius Aelius Hadrianus vuelve a Britania para formar parte de una fascinante exposición monográfica que en estos momentos está siendo mostrada en en la biblioteca del British Museum bajo el título Hadrian. Empire and Conflict, exposición que se complementa con conferencias, películas, actividades familiares, talleres y otros eventos que tienen lugar en el propio museo y que están abiertas a todo el público.
Adriano, nacido en Itálica, en la hispana provincia Baetica, estaba emparentado con el emperador Trajano, hispano asimismo, con cuya sobrina – nieta Vibia Sabina contrajo matrimonio. La genealogía de Adriano es mostrada en la primera sala, en un conjunto titulado Nueva Élite, donde podemos situarnos en el contexto que ocupó el emperador.
Denario de Adriano
Seguidamente se accede al espacio denominado Guerra y Paz, donde se explica la presencia personal de Adriano en Britania. Es en el año 122 cuando Adriano pisa este suelo y el motivo son las revueltas incontroladas por parte de los pictos, pueblo localizado en la actual Escocia. Así ordena el levantamiento de una muralla, cuya construcción va desde 122 a 132, y cuya longitud es de 117 km, cruzando la isla de este a oeste.
Esta localización mencionada por la propia exposición da pie para evidenciar los lazos de unión con Hispania, y más concretamente Itálica, ciudad con un lugar especial en esta muestra. Mostrando imágenes de las tierras andaluzas, mapas del urbanismo de Itálica y vista aérea, nos llevan hacia Britania viajando a través de las dos rutas utilizadas por los romanos para transportar el aceite de oliva, el oro líquido característico de la Hispania Baetica; la marítima, desde el río Betis hasta el Océano Atlántico y Britania, y la terrestre, atravesando Hispania, la ruta fluvial del Rhin y el Canal de la Mancha.
Muralla de Adriano
Tras pasear por bustos y estatuaria de estilo helenístico - Adriano fue conocido en su tiempo con el sobrenombre de Graeculus, por su gusto por la cultura griega - e iconografía deudora de sus antecesores, Caius Iulius Caesar y Caius Iulius Caesar Octavianus Augustus, nos encontramos con una de las actividades que más interés despertaban en Adriano: la arquitectura.
Y es aquí donde se ve la dulzura con la que esta exposición es abrazada, esperada, ansiada por Britania. ¿Dónde presentar mejor los respetos hacia un emperador muerto que en la arquitectura que él construyó en vida? Es una metáfora muy atractiva la que aquí se vislumbra, pues la Reading Room del British Museum puede ser considerada, espacialmente, el Pantheon londinense.
El recorrido se encuentra centrado justamente por las maquetas de dicho edificio romano y de la Villa de Tívoli. Para el primero se dedica un estudio de arquitecturas seguidoras. La lista abarca a cinco piezas que marcaron un hito en su época: Santa Sofía de Constantinopla, Mezquita de Suleymaniye, la cúpula de Santa María de las Flores de Florencia, San Pedro del Vaticano, British Museum (Norman Foster) y el Halle des Volkes (ésta última, de Albert Speer, el arquitecto del III Reich, quedó en proyecto).
La maqueta de la Villa de Tivoli impresiona sobremanera, lástima es la mala visibilidad que se tiene del conjunto, algo que se podría haber solucionado colocando al visitante a a un nivel mayor que la propia maqueta, o bien haberla situado bajo suelo acristalado para su mejor apreciación, pues el centro de la misma no se divisa al ser de grandes dimensiones. Rodeándola se encuentran diversos elementos decorativos del conjunto arquitectónico.
A modo de transición existen aquí una serie de esculturas de diversa índole. Gran importancia cobra el gusto del emperador, donde se observa, como ya dijimos anteriormente, el gusto helenizante (existe un retrato cuya similitud con los kuroi es asombrosa) y una adopción del estilo egipcio, tanto en la arquitectura (Antinoeion en Villa Adriana) como en la escultura, de la que se muestra una esfinge encontrada en 2006, la cual marcaba uno de los puntos de entrada en Tivoli.
Tras la sección de arquitectura se pasa a la denominada Antinous, dedicada al preferido de Adriano. En ella se pueden apreciar retratos del efebo mandados realizar por Adriano en los más diversos estilos, de los que destaca la representación de Antinous como Osiris.
Imágenes: Web resources

El final del recorrido de la exposición se hace coincidir con el de la vida de Adriano: Sucesión. En este espacio se encuentra una maqueta del mausoleo de Adriano, algunos elementos arquitectónicos y el retrato de su sucesor: Titus Aurelius Fulvus Boionius Arrius Antoninus, Antonino Pío. La exposición Hadrian. Empire and Conflict podrá verse desde el 24 de julio hasta el 26 de octubre.
Para más información pinchar aquí.
Hadrian. Empire and Conflict
British Museum, Londres
Del 24 de julio al 26 de octubre

3 comentarios:

Marina dijo...

Minerva, muchas gracias por la crónica. Habrá que ir a Londres como nuestro compatriota, ¿no? Espero y deseo que lo estés pasando bien. Un abrazo, Marina.

Araceli dijo...

Hola, yo también he visto la muestra en Londres y me pareció muy interesante si alguno tenéis pensado asistir, lo mejor es buscar los 2x1, no porque el precio sea excesivo pero si que lo deja en el módico de 6 libras. Saludos!

Minerva dijo...

Hola Marina, muchas gracias puedo decir lo mismo de tí con tu trabajo desde Santander. La verdad es que hecho mucho de menos la gastronomía, pero a parte de eso, Londres no defrauda.Un abrazo, Minerva.