.

.

31 ago. 2008

Los tizianos del Duque de Sutherland ponen a prueba al Reino Unido


Desde Londres: Magdalena Madueño
Imágenes: Foto: Web resources
 
La Galería Nacional de Escocia (GNE) y la Galería Nacional de Londres (GNL) están trabajando junto con el Duque de Sutherland, Francis Egerton, para asegurar el futuro a largo plazo del préstamo Bridgewater, que incluye grandes obras maestras de la Historia del Arte. De hecho, de no mediar una urgente y sustanciosa inyección de fondos, el público británico se arriesga a perder el privilegio de contemplar dos de las obras más celebradas de Tiziano Vecelli (1485 - 1576), descritas en su día por Lucien Freud como “las pinturas más bellas del mundo”.
La colección Bridgewater, actualmente expuesta en la GNE, es la colección privada más importante de obras antiguas en préstamo a una institución del Reino Unido. En ella están reunidos artistas como Rafael (3), Tiziano (4), Rembrandt (1), Van Dyck (1), Tintoretto (1) y Poussin (8), entre otros. Las pinturas han sido mostradas al público en la National Gallery de Escocia desde que la colección llegó en 1945, legada por el V Conde de Ellesmere, posterior Duque de Sutherland. Su colección constituye el núcleo central del Departamento de Arte Europeo del museo.
Durante años, esta colección privada ha se ha revalorizado tanto que su actual propietario ha decidido revisar el holding, debido a la crisis económica que está atravesando. Ello le ha llevado a ofrecer un pequeño y selecto número de pinturas al Estado para vendérselo, reflejando así su deseo de que la colección permanezca unida y expuesta en el Reino Unido. Todo se enmarca en una suculenta oferta, realizada bajo unas condiciones más que generosas, que abarca dos obras maestras del genial Tiziano: Diana y Acteón y Diana y Calisto (1556 - 1559). Pinturas que llevan expuestas en el museo escocés desde hace medio siglo.
El Duque de Sutherland pide unos 62 millones de euros por cada una de las obras, precio que el museo considera “una auténtica ganga”, ya que su valor actual en el mercado es el triple. El problema reside en que el presupuesto de la institución museística no alcanza para cubrir dicha cantidad, mientras los marchantes y coleccionistas de medio mundo permanecen a la expectativa. Para conseguir el objetivo, la GNE y la GNL están buscando apoyos en altruistas donantes, al público de a pie y al Tesoro Británico, a pesar de estar pasando por un período de recesión económica.
Los dos tizianos son, según algunos expertos, las mejores obras de la colección Bridgewater. Ambos se pintaron para formar parte de un ciclo de pinturas o “poesías”, que representaran la belleza del cuerpo femenino desnudo, para finalmente decorar la cámara privada del rey Felipe II. El resultado fueron seis lienzos, entre ellos los dos del Duque de Sutherland, de elementos similares, puesto que el autor los concibió para ser colgados en la misma pared.
Egerton, el propietario de las obras, ya ha sentenciado a la GNE y la GNL: “tienen cuatro meses para salvarlas”, como ha podido saber el periódico británico The Times. De momento, ya se han recaudado 40 de los 124 millones de euros necesarios. No todos apuestan por un final feliz, aunque también hay voces como la de Giles Waterfield, experto veterano en este tipo de batallas como miembro del consejo de administración del National Heritage Memorial Fund, que lanza la siguiente predicción: “Creo que finalmente lo conseguirán, pero les espera un arduo trabajo”.
.

2 comentarios:

Magdalena MM dijo...

Hoy, día 14 de octubre de 2008, se ha hecho pública una nueva donación de un millón de libras por parte del organismo británico independiente The Art Fund, para ayudar en la compra de los "tizianos".

Magdalena MM dijo...

Hoy, día 14 de octubre de 2008, se ha hecho pública una nueva donación de un millón de libras por parte del organismo británico independiente The Art Fund, para ayudar en la compra de los "tizianos".