.

.

8 de ago. de 2008

Mármoles del Partenón, ¿en Londres o en Atenas?

Por Magdalena Madueño

La esperada apertura formal del Museo de la Nueva Acrópolis en Atenas ha sido fijada para el mes de septiembre, tras varios retrasos. La galería que albergará los mármoles del Partenón, en la parte más alta del museo, y con vistas al famoso templo griego a tan sólo 300 metros, ha sido finalmente desvelada. A pesar de ello, se espera que muchas de las salas expositivas no sean completadas hasta el año 2009.
Tras años de discusiones, el museo ya ha decidido cómo se presentarán los controvertidos mármoles. Los originales se expondrán al lado de vaciados en yeso de las piezas que Thomas Bruce, séptimo conde de Elgin, extrajo de Grecia en 1801, muchas de las cuáles se encuentran en el Museo Británico de Londres.
En un primer momento se pensó en colocar unas cortinas de gasa frente a los moldes, para re
saltar que no eran los originales. Sin embargo, el museo ha optado por una solución más simple: los vaciados serán de un color más brillante que los originales del museo, cubiertos por una ligera pátina.
Transporte de las piezas

La construcción del Museo de la Nueva Acrópolis ha sido un proyecto largamente debatido desde que el concurso se promulgara en 1976. Éste, y el lanzado en 1979, sólo condujeron a diseños insatisfactorios; mientras que una tercera competición, diez años más tarde, fue anulada por el gobierno griego. Todo finalizó en 2000, cuando el arquitecto neoyorquino Bernard Tschumi fue el elegido para realizar el edificio, cuya inauguración se fijó coincidiendo con los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. Pero diversos descubrimientos arqueológicos en los terrenos del museo y otras cuestiones condujeron a numerosos retrasos.

Mientras tanto, el propietario de la línea aérea de bajo coste, easyJet, el griego-chipriota Stelios Haji-Ioannou, lanzó una campaña publicitaria en el Reino Unido, instando a los conservadores de los museos Británico y Nueva Acrópolis respectivamente, a que entablaran un “diálogo constructivo” sobre los famosos mármoles del Partenón, bajo el titular: “Sólo quiero que los dos chicos hablen”. No obstante, su posición ante esta diatriba es clara, a la luz del texto que puede verse en el yate que posee: “Reunid los Mármoles del Partenón”, algo que –según él- sólo tiene cabida en el nuevo museo ateniense.

Su petición se une al gran número de voces que abogan porque los mármoles retornen a su ciudad de origen. De hecho, una encuesta, realizada en 2002, reveló que el 57% de los ciudadanos británicos apoya dicha iniciativa, en contra del 7% que afirma que los frisos del Partenón deberían permanecer en Londres. Si Lord Byron (Londres, 1788 - Missolonghi, 1824) aún viviese, se encontraría en ése 57%, a tenor de lo que escribió en Las peregrinaciones de Childe Harold (1812):

Ciegos están los ojos que vierten lágrimas mientras ven, oh amada Grecia, tus sagrados objetos saqueados por profanas manos inglesas, que han herido una vez más tu adolorido seno y arrebataron tus dioses, dioses que odian el abominable clima boreal inglés"

Los mármoles Elgin en su emplazamiento actual, British Museum

Recreación virtual del espacio expositivo del nuevo museo
Imágenes: Web resources