.

.
.

18 oct. 2008

Editorial: Circa XX para el Bellas Artes

La coleccionista Pilar Citoler. Foto: Rafael Gobantes

Definitivamente: El nuevo Museo de Bellas Artes albergará la colección de Pilar Citoler Circa XX. Así lo asegura la coleccionista en una entrevista publicada hoy en eldíadecordoba.com. Las gestiones realizadas por las instituciones cordobesas han dado sus frutos y la reunión celebrada la semana pasada en Madrid se cerró con el compromiso por parte de Citoler de que Córdoba acogerá por fin su preciada colección.

Desde Ars Operandi consideramos esta una magnífica noticia, no sólo para las aspiraciones de Córdoba de cara a la capitalidad sino sobre todo para el incremento de patrimonio cultural. Con la aportación de estos fondos, el Museo de Bellas Artes se convertirá en uno de los principales referentes nacionales en cuanto a obra sobre papel. A la ingente cantidad y calidad de lo ya existente, habría que sumar los fondos de Circa XX, más de 1.200 piezas fundamentalmente dibujo, acuarela, pastel, collage, fotografía y obra gráfica en general. En cuanto a la nómina de artistas, en el futuro museo podremos contemplar una colección que unirá a Valdés Leal, Palomino o Antonio del Castillo ya presentes, con Bacon, Beuys, Hockney, Léger, o Andy Warhol en la colección venidera.

Pero aún es pronto para lanzar al vuelo las campanas de Hernán Ruiz. El compromiso alcanzado queda supeditado por un lado al refrendo del Ministerio y Consejería de Cultura, promotor y receptor de la nueva obra, y por otro al aspecto financiero. Los presupuestos Generales del Estado para 2009 consignan una partida de 200.000 euros para la nueva sede del Museo de Bellas Artes, si bien este es un procedimiento que se viene siguiendo desde los tiempos de Pilar del Castillo y que queda condicionado a la aportación del suelo por parte del Ayuntamiento. Aportación de suelo que duerme el sueño de los justos desde hace más de una década. En el Pleno extraordinario del debate sobre el estado de la ciudad celebrado esta semana la alcaldesa Rosa Aguilar hizo referencia a este espinoso asunto pidiendo colaboración a los vecinos por las expropiaciones que habrán de liberar el terreno. El solar se sitúa entre el hotel Hesperia y la torre de la Calahorra y el Ayuntamiento dispone ya de la mitad. La zona posterior está ocupada por varios establecimientos y viviendas que el Consistorio tendrá que expropiar para conseguir toda la superficie necesaria para el nuevo museo.

Un árido camino que no ha de dificultar la consecución de esta empresa que puede ser vital para hacer de la orilla derecha del Guadalquivir un gran foco de atracción cultural.

Se cierra así un capítulo y se abre el siguiente en una de las más importantes infraestructuras culturales cordobesas que aún nasciturus ha concitado numerosas especulaciones. Desde las que situaban la colección en otras ciudades también pretendientes, hasta otras - las más agoreras - que emplazaban su presencia en el futuro C4 convirtiendo lo que ha de ser un centro para la producción e investigación en un contenedor al uso.

Desde Ars Operandi reclamamos celeridad en la tramitación de los expedientes, financiación necesaria para no dilatar los proyectos y voluntad política para llevarlos a cabo anteponiendo siempre los intereses de la ciudad a los particulares.
.

No hay comentarios: