.

.
.

2 nov. 2008

Romero de Torres vuelve a ser la estrella de la IX Subasta de Pintura Española de Sotheby’s

Julio Romero de Torres, Fuensanta. 1929

Desde Londres: Magdalena Madueño / Ars Operandi

Desde que el 14 de noviembre de 2007 Sotheby’s vendiera Fuensanta (1929) por 1.173.400 €, la pasión por Julio Romero de Torres (1874 - 1930) entre los coleccionistas se acentuó aún más si cabe, hasta convertirlo en uno de los artistas fetiche del mercado internacional de los últimos tiempos. Y es que la presencia del pintor cordobés ha sido casi obligada en las subastas celebradas posteriormente. Entidades nacionales como la Sala Retiro (Mujer, Carmen de Córdoba), Durán (Camino de las bodas), Balcli’s (Una joven, 1918), Fernando Durán (Semana Santa, Retrato de Raquel Meller con mantilla, 1910); e internacionales como Sotheby’s (Joven de perfil), Bonhams (La niña de la trenza), Karrenbauer (Retrato de mujer joven), Michael Zeller (Retrato de tres cuartos de dama vestida al estilo Art Déco) han contado con Romero de Torres en sus lotes recaudando una media de 225.000 €. 

A pesar de estos magníficos resultados, el pasado 28 de octubre, el lienzo Pastora Imperio (1913), valorado en 190.000 €, se quedó sin comprador en Subastas Segre. La obra, calificada de “muy buena” por los especialistas de la casa madrileña, pareció sufrir los estragos de la crisis. Este tipo de resultados no son ajenos a otros artistas de renombre como Picasso, Fontana, Hirst, Warhol o Tiziano (caso Duque de Sutherland). Que la recesión económica mundial también ha llegado al mercado artístico, hasta ahora uno de los sectores que más había logrado sobrevivir, es ya un hecho.

La confirmación está por ver en la próxima cita con Julio Romero el día 12 de noviembre, en Sotheby’s Londres. La casa confía conseguir una buena recaudación que mejore la valoración del artista basándose en los éxitos cosechados en los últimos años. De hecho es en Sotheby’s donde el pintor cordobés ha alcanzado las mejores ventas: Nieves (533.736 €); La Gracia (609.523 €); Rivalidad, 1925 - 1926 (784.750 €); y la citada Fuensanta. La obra en cuestión será Amparo, que saldrá con un precio estimado entre 315.000 y 441.000 euros. Se trata de un óleo sobre lienzo de 96.2 por 95.5 cm., y en cuya catalogación ha participado la especialista Mercedes Valverde Candil, directora de los Museos Municipales de Córdoba. Pintado a finales de la década de 1920, Amparo es uno de los grandes retratos de los últimos años de Romero de Torres. Es un ejemplo más del estereotipo de belleza andaluza instaurado por el pintor. Otros de rasgos similares ejecutados en los mismos años fueron La chiquita piconera (1930), Rivalidad (1925-1926) o Fuensanta (1929). Estas tres obras se encontraban entre las veintisiete pinturas seleccionadas por el artista para la retrospectiva celebrada en el Pabellón de Córdoba de la Exposición Iberoamericana de Sevilla de 1930. Tras la muestra, Arturo Uriarte y Piñero adquirió la presente obra junto con Rivalidad y otros dos lienzos para su residencia en Buenos Aires. Los hermanos Leopoldo y Arturo Uriarte, hijos de un comerciante vizcaíno, estudiaron Física en Argentina. El primero de ellos fue además un respetado científico que llevó a cabo numerosas investigaciones sobre la peste bubónica. Así mismo trabajó en el Instituto Bacteriológico, ahora llamado Instituto Malbrán. Leopoldo representó a su país natal en varios congresos médicos y donó el Pabellón Pasteur al mencionado instituto. Cuando Leopoldo murió en 1942, Arturo donó su colección pictórica al Museo Nacional de Bellas Artes de Argentina, donde se encuentra Los celos, de bellísima modelo de hechizantes ojos verdes e identidad desconocida, se conoce que Romero de Torres también recurrió a ella en otro estudio al óleo que hizo de su rostro en 1929, usado para el almanaque de la revista Blanco y Negro. 

No obstante, Amparo no será la única obra de Romero de Torres que se subastará el día 12, como así apuntan la mayor parte de los medios de comunicación nacionales, ya que también lo hará Amiga de Torres Arias (90 x 100 cm.), un lienzo al óleo y temple firmado por el autor. Al igual que en el caso anterior, Mercedes Valverde participó en su catalogación, la cual se encuentra en los archivos de los Museos Municipales de Córdoba con el número 249. La modelo, que posa elegantemente junto a una columna clásica, se aparta del típico canon de belleza gitana de Julio Romero. Probablemente se trate de la amante de Torres Arias, amigo del pintor. El marco arquitectónico en el que se encuentra la figura incluye tres rosas y un yermo paisaje al fondo, en lugar de una iglesia o lugar específico de Córdoba, como suele ser habitual. La protagonista sin embargo, lleva mantilla y peineta, elementos comunes entre las mujeres de Romero de Torres. La obra está valorada entre 87.300 y 125.000 €. 

La novena subasta anual de Pintura Española que se celebrará en Londres, en esta ocasión va más allá de los límites nacionales pasando por Portugal y llegando hasta Puerto Rico. En la presente cita se encuentran obras de Joaquín Sorolla (1863-1923), Ignacio Zuloaga (1870-1945) y Joaquín Mir (1873- 1940). Entre los lotes de pintura española del siglo XX, aparecen nombres como Manolo Valdés, Antonio López y Fernando Zóbel. Una escogida selección de las obras a subasta realizó una muestra itinerante por Bilbao, Valencia, Barcelona y Madrid, y desde el 7 hasta el 11 de noviembre podrá verse al completo en Sotheby’s, Londres.

La esencia de Zuloaga está presente en la obra Lolita, mujer tendida con chal azul (441.000-695.000 €). El pintor cuenta con su modelo favorita, Lolita Lacour, quien posa tumbada en un diván, envuelta en un mantón de Manila y cogiendo un abanico de manera seductora. La morenita con chal blanco, también de Zuloaga, muestra a otra joven envuelta en un mantón y sale con precio estimado entre 278.000 y 353.000 €. La subasta contará con varios ejemplos del catalán Hermenegildo Anglada-Camarasa (1871-1959), que reflejan las diferentes etapas que atravesó su carrera profesional. En Gitana con niño (315.000-441.000 €), de 1925, el artista, que se encontraba en París, pinta una bellísima mujer con su hijo colgado a en su espalda. Anglada-Camarasa representa un complejo personaje envuelto en una luz vulnerable, enmarcando la tierna escena al amparo de una vid. Las flores son un tema recurrente en sus últimas obras, en la década de 1940. Bodegón de flores (315.000-441.000 €), realizado durante su exilio en Pougues-les-eaux, al sur de Francia, tras la Guerra Civil, es una prueba de ello. Antes de instalarse en París, Anglada-Camarasa pasó sus primeros años en Barcelona, donde frecuentó Els Quatre Gats. Fue en ese momento cuando coincidió con Isidre Nonell (1872-1911). Éste fue conocido, entre otros, por sus retratos de gitanos, una temática que dominó su obra. En Estudio de mujer (126.000-189.000 €), pintada en 1902, Nonell capturó el carácter y la condición social del personaje gracias a rápidas pinceladas basadas en una sutil paleta de colores oscuros.

Como ya dijimos anteriormente Joaquín Sorolla y Bastida también sale a subasta. Esta vez con Fuente en un patio sevillano, Pescadores en el bote y Salida de las barcas, Asturias. Aunque el lienzo más destacado es Antes del baño (1.250.000-2.270.000 €), pintado en las playas de su Valencia natal en 1909. En esta obra el pintor se encuentra inmerso en la búsqueda de nuevos recursos técnicos y en el refinamiento de su temática. El resultado es la combinación de un rico vocabulario de referencias pictóricas y una economía de medios que hace de él una de las facturas más bellas de Sorolla. Durante los años siguientes a la realización de esta obra, el artista alcanzó la aclamación unánime de sus contemporáneos a ambos lados del Atlántico, gracias a sus exposiciones en España y en Nueva York (Hispanic Society), Buffalo, Chicago y Boston.

Otros artistas valencianos de este período son José Navarro Llorens (1867-1923), cuya escena a la orilla del mar, Bueyes y barcas en la playa está estimada entre 37.850 y 63.000 €; y Julio Vila y Prades (1873-1930), con Recogida de la naranja (22.700-31.500 €). Por su parte, el pintor Joaquím Mir y Trinxet, quien también dedicó gran parte de su obra a las escenas marinas, aparece con L’arribada del peix (189.000-252.000 €). Mir consigue captar aquí el vibrante alboroto del puerto mientras los pescadores traen la mercancía. El artista trabajó en esta pintura en la década de 1920, cuando se encontraba en su mejor etapa profesional, puesto que su status como pintor se vio consolidado por las buenas críticas. La obra ha permanecido en la misma familia que la compró directamente al artista, y nunca antes había sido ofrecida en una subasta. Del mismo período y pintor son Flores en el jardín (101.000-152.000 €) y Miravet (152.000 - 227.000 €). La obra de José María Sert (1874-1945) ilustra la influencia internacional que los artistas catalanes disfrutaron durante los primeros años del siglo XX. En la subasta se incluyen un grupo de once óleos, relacionados con los encargos más importantes de Sert. Decorador de los coleccionistas y especialistas de arte más ricos e influyentes de su tiempo, realizó una serie de obras de gran escala para la familia March (Mallorca), los Harrison Williams (Nueva York), Madame de Berthelot (París), Celedonio Pereda (Buenos Aires); las zonas comunes de los hoteles Park Lane de Londres, Waldorf Astoria de Manhattan; y para la sede central de las Naciones Unidas en Ginebra (Suiza). Algunos ejemplos son Las bodas de Camacho, Los equilibristas, Dama sentada sobre barandilla, Aeronautas o La escena y la comedia, entre otros.

En esta edición de la subasta de Pintura Española también se verán obras de algunos de los artistas mejor valorados de la segunda mitad de la pasada centuria. Este es el caso de Antonio López García (1936) y su Bodegón de las afueras, pintado en 1957 y estimado entre 101.000-126.000€. Como si de un collage se tratara, López escoge objetos de la vida diaria, los descontextualiza y los yuxtapone unos con otros para crear sorprendentes y surreales naturalezas muertas. Excelente dibujante y maestro del uso del color, López transforma aquí el más prosaico de los objetos en tema central de sus lienzos.

La paleta de Rembrandt, 1987 (76.000-101.000€), de Manolo Valdés (1942); Alavona 267, 1959 (50.000-76.000€), de Fernando Zóbel (1924-1984); y Número 103, 1958 (31.500-44.100€), de Luis Feito también saldrán a la venta junto con el resto de obras mencionadas.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente artículo!

Redacción dijo...

Como siempre, ¡genial!
José y compañía: enhorabuena por vuestro trabajo cotidiano.Paco L.

Anónimo dijo...

"Mu" bien y gracias. Así da gusto recibir un mail!

Alberto dijo...

Jose estuve presente en la sala en la subasta de Fuensanta y aún se me pone el bello de punta al recordar la cerrada ovación que brindaron los presentes a la bajada de martillo por la espectacular puja. Solo comparable y muy de lejos a la otra ovación de la noche, una tablita deliciosa de Fortuny que multiplicó por 20 su precio de salida. Es una sensación incomparable presenciar como en el centro mundial del arte un cordobés era eje de todo. !!Hasta en la fachada de la sala, en pleno Oxford street una reproducción de "nuestro" cuadro era la única imagen visible!!

Anónimo dijo...

Cierto, totalmente de acuerdo con Alberto.

Anónimo dijo...

Genial artículo, enhorabuena Magda

Anónimo dijo...

...mejor imposible. Artículo para GUARDAR.