.

.

6 dic. 2008

Bienal: galería de imágenes

Porte de Flandre, instalación de video de Beat Streuli en la Sala Vimcorsa
Arabian stars, video monocanal de Jordi Colomer en la Sala Capitular
Obra de Darío Villalba realizada en técnicas mixtas en la Sala Vimcorsa
Fotografía mural de Dionisio Gonzalez de la serie Arquitetura da sobra

Serie de retratos de Pierre Gonnord en la Sala Vimcorsa
En primer término la serie Invernaderos de Monserrat Soto en en el Palacio de la Merced
Fotografías de Emilio Morenatti de la serie Afganistán en el Teatro Cómico Principal
Un aspecto de la Sala Capitular con la obra de Juan Pablo Ballester en primer término  Fotografías: Ars Operandi


1 comentario:

Anónimo dijo...

Un proyecto expositivo exquisitamente cocinado. Se nota la mano de los tres gourmets. Lástima que la presentación de los platos no esté a la altura de los ingredientes. La sala Capitular, aunque pueda funcionar perfectamente para eventos culturales de todo tipo, flojea como espacio expositivo de pared . Un espacio, y menos un rehabilitado, no puede ser tan poli-polifuncional que sirva para todo. Y en este caso el espacio no funciona. Y sí lo hará, a buen seguro, cuando hablemos de intervenciones artísticas que dialoguen/colisionen directamente con el entorno arquitectónico. Ahí es donde el espacio puede dar mucho de sí.
Respecto al pasillo de la Diputación el propio enunciado ya lo dice todo. Por mucho que nos hayamos acostumbrado a su estrechez y a su unívoco sentido lineal no deja de ser un pasillo y obras como la de Dionisio Gonzalez se resienten bastante de ello.
La sala Vimcorsa, sin embargo, permite una exhibición correcta de las obras que lucen sobremanera ayudadas por las facilidades que aporta el espacio.
Una vuelta al viejo debate de los espacios expositivos en nuestra ciudad, eterno problema que, visto lo visto, aún dista mucho de poder resolverse.