.

.
.

21 feb. 2009

Peligro: visibilidad reducida



Ilustración de Tete Álvarez


Tete Álvarez / Ars Operandi

Esta semana han cerrado sus puertas Arco09 y Art Madrid, dos de las ferias que reúnen al mayor número de galerías españolas de arte contemporáneo. Mientras la galerista Carmen del Campo ha acudido a Art Madrid con una nómina mayoritaria de artistas locales, en Arco, la presencia de creadores cordobeses se ha articulado de nuevo en torno a la galería Rafael Ortiz. En el stand del galerista sevillano se han podido contemplar obras de Equipo 57, Dorothea Von Elbe y el lucentino Manolo Bautista. Por otra parte, en el stand de la Consejería de Cultura de la Junta, dos jóvenes artistas cordobesas, Beatriz Sánchez y Verónica Ruth Frías, participan en Survideovisiones, II Muestra de Vídeo Andaluz que recoge las tendencias conceptuales y estéticas que se están produciendo en el ámbito del vídeo en Andalucía.

Sirva todo esto para poner en el tapete el eterno problema de la in-visibilidad de la creación artística cordobesa. Los artistas exponen fundamentalmente a través de sus galerías y el apoyo a éstas, mediante ayudas de asistencia a ferias y para la edición de catálogos, resulta cada vez más necesario cuando se trata del fomento de la plástica local. Existe un programa, Iniciarte, dependiente de la Consejería de Cultura, que destina ayudas directas a galerías y realiza adquisiones a través de una bolsa de compra. Iniciarte ha facilitado, entre otras cosas, la presencia de Arte21 en ArteSantander´09 o de Carmen del Campo en Art Madrid´08. En Córdoba, las únicas convocatorias de ayudas a la creación contemporánea parten de la Fundación Botí, aunque sólo están destinadas a artistas y no contemplan, en cambio, el apoyo a galeristas. Por su parte las ayudas municipales son esporádicas y no se atienen, que sepamos, a ningún tipo de convocatoria de carácter anual.

Las políticas de apoyo a las prácticas artísticas contemporáneas deben acometerse desde distintos frentes y la única manera de romper con la endogamia del círculo artístico cordobés pasa por apoyar proyectos de difusión exterior de contrastado interés. La participación de galerías cordobesas en ferias nacionales e internacionales y la realización de exposiciones en otras galerías mediante el intercambio de artistas resulta, hasta el momento, el camino más recto para la proyección de nuestros artistas fuera de un ámbito estrictamente local.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

De acuerdo contigo con lo de la endogamia y la invisibilidad, pero si los pintores cordobeses no exponen en Córdoba ¿Dónde lo van a hacer?

tetealvarez dijo...

Lo que yo planteo no es que los artistas (no sólo los pintores) no expongan en Córdoba sino que se propicie que estos artistas puedan ,además, hacerlo fuera, ya sea en otras galerías mediante intercambio de artistas, ya sea en las ferias nacionales e internacionales que puedan acudir las galerías cordobesas

rafa belt dijo...

el problema no sólo afecta a los pintores o artistas plásticos, lo mismo ocurre con poetas, músicos y gente del teatro.
más o menos hacemos cosas en Córdoba pero fuera de aquí las oportunidades son muy pocas.