.

.
.

5 feb. 2009

Pepe Cobo: “Un Centro Pepe Espaliú sin contar con Juan Vicente Aliaga ni con Pepe Cobo sería como falsear la historia”

Una vista de la galería Pepe Cobo & Cía


Pepe Cobo, el maquinista que internacionalizó el arte contemporáneo andaluz en los ochenta y noventa, ha pasado por nuestra ciudad para participar en la mesa de debate Arte Contemporáneo y ciudad.

Con un curriculum sólo a la altura de su prestigio -creador de La Máquina Española (1984-1984), de Weber, Alexander y Cobo (1991-1994) de la Galería Pepe Cobo (1999), comisario de exposiciones, miembro del comité de Arco o de la Feria de Chicago, etc- Cobo inaugura hoy, su última, hasta el momento, vuelta de tuerca en el mundo del arte: Pepe Cobo & Cía. Se trata de un antiguo taller de reparación de vehículos en el número 7 de la madrileña calle José Marañón con el que el galerista pretende abrir un nuevo espacio expositivo alejado del concepto tradicional y convencional de galería.

Este nuevo ambiente ha sido recientemente rehabilitado manteniendo la mayor parte de sus características iniciales y estructurales con el objetivo de que “suponga un acicate y un reto para los creadores contemporáneos que en él hayan de exponer o generar una actividad creativa”.
Por sus manos han pasado artistas de la talla de Robert Mapplethorpe, James Rosenquist, John Baldessari, Jasper Johns, Sol Lewitt o Richard Tuttle, entre otros muchos. Dentro del panorama nacional su trayectoria se vincula con la de artistas como Juan Muñoz o el cordobés Pepe Espaliú, del que además de amigo y galerista, ha sido su albacea testamentario.

Ars Operandi no podía dejar pasar esta oportunidad y ha mantenido con Cobo la siguiente entrevista:

Ars Operandi: Después de una singladura internacional de más de veinte años inaugura en estos días su último proyecto, un taller mecánico que se asemeja poco al concepto tradicional de galería. ¿Significa esto que el proyecto galerístico, tal como lo entendemos, está ya agotado?

Pepe Cobo: Yo lo veo desde mi perspectiva y desde mi estrategia en España, es decir, como un lugar periférico. Llevo pensando en esto desde hace tiempo. Yo quería significarme dentro del contexto internacional por pertenecer a un branch, a unas sucursales de todas las estrategias anglosajonas. ¿Cómo lo tenía que hacer? Pues de alguna manera haciendo proyectos que tengan una singularidad en un lugar y en un espacio, buscando una idea, cómo hacer proyectos concretos que sean sólo de Pepe Cobo, para que tengan una voz más fuerte. Yo he estado buscando un espacio raro y de pronto me encontré un taller mecánico donde dije: ¡tate!. Romper con la idea del proyecto pero acompañado de también romper con la idea del cubo blanco y de la neutralidad. Es decir, a partir de un lugar que ha sido hasta ahora un taller de mecánica y cambio de aceite, además con un letrero dentro de “Cambio de aceite”, es el que ya me hizo dispararme con la idea. Conservando toda esa memoria de un taller que está en desuso pero que se va a mantener tal cual. Es una apuesta muy significativa de cara a los artistas. Conformar un espacio muy determinado para que los artistas intervengan en esa accidentalidad.

AO: Una propuesta muy radical ¿no, Pepe?

PC: Sí es radical pero por otro lado atractiva. Yo creo que el artista también necesita entrar en un debate acerca de la formalidad de su obra y de cómo encuadrarla y como poder articularla respecto al espacio en la que se inserta.

AO: Entonces ahí está tu papel, en cómo encauzar todo este tipo de propuestas más especificas, y llevarlas al terreno del mercado, quizás lo más difícil.

PC: Si pero yo creo que hoy en día hay colecciones de todo tipo. Yo que visito muchas casas de coleccionistas y te encuentras obras en los sitios más inverosímiles, encima de un w.c o junto a la caseta del perro. Creo que el artista debe cuestionarse el espacio, cuestionarse el formato, es decir no tener siempre la posibilidad de que su obra obtenga un sentido celestial.

AO: La propuesta surge en un momento delicado por la difícil situación que atraviesa la economía a nivel global. ¿Cómo está afectando esta crisis al terreno del arte contemporáneo?

PC: Es una situación financiera que afecta a todo el mundo y más a las personas que… indiscutiblemente el arte está en manos de los que tienen capacidad. Yo creo que este proyecto, que no viene como una reacción a la crisis, pero también creo es un cuestionamiento muy bueno para poder crear un proyecto en un momento de crisis no sólo económica sino también en lo que significa a nivel ideológico.
Un momento de la entrevista que mantuvimos con el galerista
AO: Descendiendo a un terreno estrictamente local, ¿cuál es tu visión como amigo, galerista y albacea de la obra de Espaliú del proyecto de Centro de Arte Pepe Espaliú que recientemente ha presentado el Ayuntamiento de Córdoba?

PC:Yo creo que un museo es necesario, que una colección de arte será bienvenida pero yo pienso que es fundamental exigir a un tipo de proyecto que proviene de lo público como este, yo le exijo como ciudadano una rigurosidad. Yo creo que ese proyecto ha de ser analizado por técnicos y profesionales. Me parece importante que los políticos, que están en su labor de promocionar y alentar proyectos, pero yo también creo necesario que interviniera la iniciativa privada. Pero respecto a tu pregunta yo como ciudadano exijo que los museos no se equivoquen y sobre todo en los contenidos.

AO: Has afirmado que consideras una barbaridad hablar de cualquier tipo de proyecto museístico acerca de la obra de Pepe Espaliú sin tener en cuenta la opinión de por un lado, Juan Vicente Aliaga, máximo estudioso de su obra y por otro de la tuya como galerista y responsable de su carrera artística.

PC: Vamos a ver, sí, yo he tenido, por orden de decisiones del artista, he tenido desde el principio de la obra del artista en el año 86, ha estado en mis manos por decisión del propio artista, he tenido esa posibilidad y he tenido esa gestión, pero mucho más cuando el artista en el lecho de la muerte decide que sea Pepe Cobo el que continúe con esa memoria, junto al lado también con Juan Vicente Aliaga. Yo creo que lógicamente hoy en día sin contar con Juan Vicente Aliaga ni con Pepe Cobo ni con alguno que otro más, pero fundamentalmente sin contar con estos dos, que tuvimos el legado y la voluntad del artista sería como falsear en un futuro la historia.
m

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Otro gol por la escuadra a la prensa local. Enhorabuena

Anónimo dijo...

Enhorabuena por la entrevista. Confesiones de primera mano! Genial Pepe Cobo!

Anónimo dijo...

Que fácil sería todo si la historia y la cultura tuviera dueños. Pero me temo que esto no es así. Ahora resulta que Espaliú tiene dueño. Ya lo había oído de Disney, que dicen que es la propietaria de canciones populares como "Cumpleaños Feliz", pero esto no me lo espera. Señores Cobo y Aliaga no capitalizen más a Espaliú, por favor. Que se les ve el plumero.

Gerardo Pedros dijo...

Enhorabuena por la entrevista, vaya nivelazo que esta cogiendo AO.
Me parece que no has comentado aún nada sobre Arco.