.

.
.

18 may. 2009

Conferencia de Josep Ramoneda

Manuel Torres, vicerrector de Estudiantes y Cultura y Josep Ramoneda, al inicio de la conferencia
Foto: Ars Operandi

Con un lleno absoluto de público en el Salón de Columnas del antiguo Rectorado, el ciclo de Conferencias Magistrales programado por la Delegación de Cultura de la Diputación de Córdoba y el Vicerrectorado de Estudiantes y Cultura de la Universidad de Córdoba titulado La playa bajo los adoquines. ¿Dónde quedó Mayo del 68?, se ha iniciado hoy con la intervención del filósofo y periodista Josep Ramoneda.

Ramoneda, que declaró formar parte "de esa generación poseída por Mayo del 68", estableció como hipótesis de partida el hecho de que, en el actual momento de crisis del modelo de capitalismo, estamos asistiendo "al final de un paradigma", tal y como ocurrió - en otro sentido - durante Mayo del 68. Para Ramoneda, los sucesos de Mayo no fueron exclusivos del París de las revueltas, sino que fue un momento de "efervescencia revolucionaria", en el que no estuvo en juego el poder político - salvo en Checoslovaquia -, sino que el mundo occidental asistió a una verdadera "revolución cultural" en la que se trastocaron los pilares fundamentales de la sociedad surgida tras la II Guerra Mundial: familia, medios de comunicación y enseñanza. Aunque en un primer momento la respuesta social y política fue una "vuelta al orden", ejemplificada en las victorias de De Gaulle, Nixon o la represión soviética, las consecuencias de los sucesos de Mayo son visibles en estos momentos.

Otro punto importante en el que se centró Ramoneda fue en la aparición de la juventud como sujeto político. Un sujeto que introduce un elemento nuevo, el carácter civil de las actuaciones, independientes del poder político o de los aparatos de partido. Ramoneda señaló que Mayo del 68 fue un acontecimiento esencialmente antiautoritario, antiimperialista, anticomunista, haciendo notar que "el PCF representaba el orden, junto con la derecha gaullista". De ahí la aparición de numerosas vías alternativas de izquierda, trotkistas, maoístas, e incluso las facciones terroristas surgidas en Alemania o Italia en los 70.

Una herencia de Mayo del 68 a la que Ramoneda hizo alusion y a la que "no renuncia" son dos actitudes primordiales del ciudadano: la cultura de la sospecha - el derecho a tener un pensamiento divergente y no alineado - y el ideal libertario, la autonomía del individuo.

Otros temas tratados en esta interesante conferencia fueron el modelo neocon y su fracaso, la aparición de Obama como regenerador de la conciencia norteamericana, el modelo informativo de Internet y la batalla capitalista del futuro: la propiedad intelectual una vez superada la propiedad de los bienes inmuebles o de producción.
m

No hay comentarios: