.

.
.

23 jun. 2009

Espaliú vuelve a Venecia

Aspecto de la entrada al pabellón danés. Foto: Gabinete de Prensa de la Bienal de Venecia
Redacción / Ars Operandi

Diecinueve años después de su participación en el Aperto, la obra del artista Pepe Espaliú vuelve a la Bienal de Venecia. Y lo hace dentro de The Collectors el proyecto que los artistas Elmgreen & Dragset han ideado para el Pabellón nórdico-danés. Por primera vez en la historia de la bienal, dos pabellones nacionales, Dinamarca y los países nórdicos (Suecia, Noruega y Finlandia) han unido sus intenciones para ofrecer una única propuesta artística en ambos pabellones que además ha sido comisariada por los propios artistas. Para ello han invitado a veinticuatro artistas y diseñadores internacionales con la intención de crear un ambiente que permite introducirse en él para conocer los sórdidos secretos que se ocultan en los hogares ajenos.

El recorrido comienza en el pabellón danés donde los visitantes se encuentran un cartel de "Se vende" y con un agente inmobiliario (interpretado obviamente por un actor) que los invita a recorrer una inquietante casa de clase media. El vendedor explica que la residencia era ocupada hasta hace poco por una familia algo tenebrosa que sufría dramas propios de una película de Ingmar Bergman. En los muros, en tanto, se aprecian ordenadas coleccionesacumuladas por los diversos integrantes del clanque incluyen desde libros de arquitectura hasta varias clases de moscas.

A continuación el guía conduce a los visitantes a la casa contigua, el pabellón nórdico, donde impera un ambiente diametralmente opuesto al que acaban de ver. La propiedad pertenece a un sofisticado homosexual, que además, es un conquistador empedernido. En ese espacio el espectador puede contemplar amplias habitaciones decoradas con muebles de diseño y obras de arte contemporáneo. También destaca una colección de trajes de baño de hombre, dispuestos en una vitrina, y que según el agente pertenecieron a los ex amantes del dueño de la casa, a quien sólo se identifica como Mister B. Mister B es el coleccionista cuyo cadáver flota, vestido con camisa y pantalón, en la piscina situada en el exterior del pabellón.

La reina de Noruega y el ministro noruego de Cultura, observan la "Muerte de un coleccionista", de Elmgreen y Dragset. Foto: Gabinete de Prensa de la Bienal de Venecia

"Este trabajo no tiene que ver con la homosexualidad" afirman los autores. "Una de las cosas que más nos interesaba era mostrar que el coleccionismo no sólo tiene que ver con mercados e inversiones. Muchas personas coleccionan por otros motivos, como sus convicciones políticas o su identidad sexual, o por una neurótica necesidad de poner orden en sus vidas", concluyen.


Aspecto del Carrying de Espaliú en el pabellón nórdico de Venecia. Foto: Gabinete de Prensa de la Bienal de Venecia

La obra seleccionada de Pepe Espaliú es el Carrying VI de 1992, escultura de hierro pintado que forma parte de una serie de piezas que tal como afirmaba el autor "utilizan la metáfora del palanquín, aunque permanecen cerrados herméticamente, haciendo alusión a la idea del contagio. Normalmente están suspendidos, la suspensión y la levitación han sido una constante a lo largo de todo mi trabajo, pero que ahora cobra una dimensión mayor. Es como si hubiera una especie de premonición. Esas piezas son una metáfora de esa situación, la situación de los enfermos". La obra pertenece a la colección Helga de Alvear de Madrid.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

me parece una soplapollez extrema, no me entero, no lo entiendo...y para que conste, me encanta el arte contemporáneo, pero esto es de risa y una paja mental muy gorda

Anónimo dijo...

Lástima de comentario el anterior! Confirma lo de que nadie es profeta en su tierra, y especialmente en el Califato. Por cierto, todo arte es basicamente una paja mental.

Ibrahim DosPassos

Anónimo dijo...

¨Muerte de un coleccionista¨ está de pila master! Me recuerda a la peli ¨Sunset Boulevard¨.

Anónimo dijo...

A ver si extasiarse ante las Angustias no es una paja mental también

Anónimo dijo...

pepe esoaliu fue uno de los mas grandes artistas contemporaneos de españa, lo que es una soplapollez es esta exposicion, coleccionista muerto y su puta madre, el arte no es una soplapollez, solo algunas obras-artistas; paja mental las hay en todos los ambitos de la vida, en el arte tambien, le pese a quien le pese

Luciano dijo...

Una reproducción de las obras de arte insertas en esta instalación harían la misma función que la obra de arte original, porque en esta propuesta, la obra de arte queda relegada a la función de atrezzo.