.

.
.

20 jun. 2009

Fin de curso o progresa adecuadamente


No somos nadie, lienzo de Matías Sánchez

Tete Álvarez / Ars Operandi

A punto de cerrarse la temporada artística es buen momento para hacer un repaso de lo visto a lo largo del año en las salas públicas y privadas de nuestra ciudad. Si hubiera que reducir a un solo nombre lo acontecido en estos últimos diez meses, este sería, sin duda, el de Pilar Citoler. A la “magna” de diciembre habría que sumar la magnífica de Félix Curto, la exposición del premio internacional que lleva su nombre y la expectativa creada por el destino último de su colección. Sin abandonar el ámbito institucional la sala Puertanueva vuelve a ser la única con programación estable de arte contemporáneo. Y aunque la temporada no comenzó precisamente con buen pie, las muestras de Curto, Rasero o la comisariada por Michel Hubert dieron el aprobado final a la temporada. Aún así lo más notable ha sido la puesta en marcha, por fin, del programa educativo.

La exposición realizada en la Capitular de Orive con motivo de la Bienal de Fotografía bastó para confirmar que esta sala sirve para todo, menos para mostrar obra sobre pared. La Casa Góngora se encargó de acoger lo poco que dio de sí la oferta municipal. Vimcorsa, por su parte, con Mapas del Sujeto de Pérez Villén y La enfermedad y la muerte de José Mª Báez volvió a atestiguar la calidad del programa expositivo de la sala dependiente de la empresa de viviendas. En colaboración con Vimcorsa vino también el proyecto Intermedio, un interesante programa de intervenciones artísticas en espacios públicos que tuvo su debut y despedida de la mano de la artista donostiarra Maider López. La inexplicable salida del coordinador general de Cultura del Ayuntamiento dio al traste no sólo con este proyecto sino también con buena parte de las expectativas creadas en torno a él en todos los ámbitos de la cultura local.La presencia de la Junta no se hizo notar especialmente. A destacar de manera positiva, un año más, la programación de Hipertexto. En el lado negativo la falta de adecuación del espacio que acogió la única manifestación del programa Iniciarte.

La imparable caída de las ventas hizo que desapareciera una de las galerías privadas de la capital. El resto capean como pueden el temporal ya sea edulcorando un poco el producto o dejando de asistir a ferias importantes. De todas formas hay que alabar la actitud estoica de algunas de ellas sobre todo en la programación de propuestas tan ajenas a intereses comerciales como la titulada Reconversiones en Arte21. José Mª Báez en Carlos Bermúdez, Bruno Arbesú en Tula Prints, Rafael Martorell en Carmen del Campo o Tom Chambers en la galería Clave entre otros aportaron la nota de calidad a las salas cordobesas.

La fiesta de fin de curso nos traerá en pleno mes de julio agua, aire y fuego de la mano de Jeppe Hein, Darya Von Berner y el catalán afincado en Suiza Muma. Pero como lo mejor, siempre está por llegar, la temporada otoñal se nos promete colmada del arte más internacional y aquí incluyo al más internacionaly polémicode nuestros artistas. Pero de todo eso hablaremos el curso que viene…

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Para completar el artículo publicado en el Semanario La Calle sería justo mencionar también dentro de esta temporada del arte cordobés, la exposición individual -Circulando-, de Manolo Garcés en la sala anexa al Ayuntamiento, que repitió con el título -Tráfico Centro- en la Galería José Pedraza; -Las paredes hablan-, arte en la calle comisariado por Javier Flores; el ciclo El jardín de la casa, con las intervenciones en la fachada de Vimcorsa, de Antonio I. González, Fernando M. Romero y Melissa Launay; -La esperanza- de Gómez Losada en la Galería Carmen del Campo, que continuó con -La ternura del universo- en la sala La etiqueta me duele en Lucena, donde también se pudieron ver cuidadas individuales como la de Antonio I. González, y la maravillosa colectiva -Tinturas japonesas-, comisariada por Hisae Yanase. Por supuesto la cita anual Scarpia de Miguel Moreno Carretero, así como Cosmoarte, dentro de cosmopoética.

Saludos cordiales

Anónimo dijo...

Y sólo falta Terra Libris en Sala Galatea, Casa Góngora.

Anónimo dijo...

Al hilo de esta entrada comentaros que desde el próximo 25 de junio al 15 de noviembre se podrá ver en el Cac de Málaga una exposición con los últimos trabajos de Matías Sánchez

Ars Operandi dijo...

Hoy anuncian la creación de un espacio propio Iniciarte:

http://www.eldiadecordoba.es/article/ocio/466834/cordoba/contara/con/una/sala/iniciarte/para/jovenes/creadores.html