.

.
.

22 jun. 2009

La cultura de la conversación

por Rosa Colmenarejo

Abraham Bosse (1604-1676), Salon de dames

Releo a saltitos en estos días La cultura de la conversación de Benedetta Craveri. Es un libro luminoso, encantador, magnético, en el que se nos narran los cien años previos a la Revolución de 1789 empleando como hilo conductor los salones literarios, donde las mujeres fueron figura central y la conversación, el eje civilizador: "Este ideal de conversación, que sabe conjugar la ligereza con la profundidad, la elegancia con el placer, la búsqueda de la verdad con la tolerancia y con el respeto de la opinión ajena, no ha dejado de atraernos nunca; y cuanto más nos aleja de él la realidad, más sentimos su falta."

Estas palabras, preámbulo del libro, animan a comprender la vital importancia que tienen para la generación, mantenimiento y asentamiento de la cultura los espacios para la conversación. Durante esta semana en Córdoba se alumbra un nuevo y sugerente espacio para ésta: la sede del Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Córdoba. La cultura, como las ciudades, no puede prescindir de las personas; son personas quienes configuran y crean la complejidad de un sistema que, interactuando y conversando, se otorgan visibilidad y significados.

Para el miércoles día 24 de junio, a partir de las 19:30 horas, tienen prevista la celebración de una mesa de debate, una conversación, en torno a la película de Walter Ruttman, que podrá verse previamente, Berlín, sinfonía de una gran ciudad (1927). Compuesta de cientos de escenas de la vida cotidiana del Berlín de entreguerras y cientos de personajes que se afanan en sus labores componiendo calles, tiendas, cafés y fábricas, la película incorpora el latido de las personas que conforman y dan valor con su presencia y acción al espacio ciudad. La ciudad trasciende así su identidad física que le transfiere “ser” un punto en el mapa para transformarse en un potente espacio imaginario: la ciudad compleja, sistémica, orgánica, se percibe así como un mecanismo de cohesión discursiva de gran alcance.

Bienvenida nueva sede del COAATCo y ¡larga vida de culturas y conversaciones!

m

5 comentarios:

Gerardo dijo...

He llamado al Colegio de Aparejadores y me dicen que el programa es solamente para colegiados.

Ars Operandi dijo...

Efectivamente, hasta ahora desconocíamos esta circunstancia, pero así es. Nuestras disculpas por no aclararlo en la entrada.

Anónimo dijo...

O sea, que la conversación es privada

David dijo...

Hola a todos.
Soy David López, Vocal de Cultura y Formación del Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Córdoba. He visto el comentario de Gerardo y quería aclarar que todas las actividades que ha organizado el Colegio con motivo de la inauguración de su nueva sede, son completamente abiertas hasta completar aforo, salvo la prevista para el día 25 por la tarde, por motivos de aforo.

Ruego disculpéis el mal entendido que inmediatamente paso a aclarar con el personal del Colegio.

Un saludo a todos.

Ars Operandi dijo...

Muchas gracias por la aclaración. Evidentemente ha sido un error en la información que nos proporcionaron esta mañana por teléfono.