.

.
.

7 jun. 2009

Terra Libris, cerámica contemporánea


Redacción / Ars Operandi

El próximo martes 9 de junio, a las 20:30 horas, tendrá lugar en la Sala Galatea la inauguración de la exposición Terra Libris. Comisariada por Hisae Yanase y Antonio I. González, con el texto crítico del catálogo a cargo de José Álvarez, Terra Libris pertenece al ciclo Páginas de Barro, idea que se conforma como un proyecto expositivo de difusión, investigación y profundización de la cerámica como propuesta artística adecuada a la contemporaneidad, y que ya tuvo una primera muestra en la exposición L'altro lato di còsa, de Mirco Denicolò. Su punto de partida es el libro, como objeto y como contenedor de ideas, de mensajes o de experiencias. Más allá del carácter de mero soporte del texto, la página es pretexto para el desarrollo de nuevos lenguajes plásticos en torno a caracteres icónicos, evidenciando de este modo la estrecha relación del barro con lo escrito y que entronca directamente con las primeras manifestaciones culturales de la humanidad.

Terra libris, un título que encierra la esencia de Páginas de Barro, es el elegido para envolver una muestra que acercará al público de Córdoba la obra de tres de los más relevantes artistas contemporáneos cuyas técnicas incluyen la creación cerámica: Daniel Caxigueiro, Alberto Hernández y Rafael Pérez. Terra Libris tiene asimismo carácter itinerante, siendo Muel (Zaragoza), el próximo lugar donde se expondrá, entre los meses de julio a octubre.

Caxigueiro (Mondoñedo, Lugo, 1955), ha incorporado la cerámica a una obra plenamente escultórica. Sus amplios conocimientos técnicos, desarrollados a partir del aprendizaje como trabajador de la fábrica de Sargadelos, fueron aumentando mediante el intercambio de experiencias creativas con artistas internacionales en los Encontros Estivais, cursos sobre cerámica que se vienen celebrando desde 1972 en el pueblo lucense. Desde finales de los años 80, la obra de Caxigueiro se inclina por un lenguaje conceptual y minimalista, que incluye la cerámica, las resinas, ceras, productos industriales y objetos encontrados puestos al servicio de una obra comprometida social y políticamente, reivindicadora del respeto ecológico y profundamente antibelicista, utilizando en numerosas ocasiones la instalación como vehículo expresivo.

Xornadas Gastronómicas (2003), es una puesta en escena irónica de un banquete institucional con elementos comunes – grandes mesas, platos de cerámica industrial…- a las feiras gallegas y a los actos multitudinarios que desde las diversas administraciones se suceden en todo el Estado. Caxigueiro sustituye las viandas por libros cerámicos, en una crítica abierta que aboga por la alimentación de otras necesidades. O mar noso (2007) es la memoria en gres de las catástrofes marítimas que tienen lugar en las costas gallegas y de las que Caxigueiro es testigo. O mar noso se conforma como una metáfora de los buques embarrancados, cuyos nombres quedan epigrafiados en memoria de los marinos desaparecidos, a la vez que denuncia la impotencia con que el pueblo gallego ha de enfrentarse a las agresiones que sufre su litoral.

Souvenir de Tifariti (2008) repite como elemento icónico el casquillo de una bala de rifle, recuerdos de la guerra que alfombran el suelo del desierto y que el artista recogió durante su estancia en ARTifariti, los Encuentros Internacionales de Arte en Territorios Liberados del Sahara Occidental. A raíz de esta experiencia, Caxigueiro prepara una publicación de próxima aparición, mezcla de libro de viajes y de libro de artista, que incluye los souvenirs de Tifariti, grabados, fotografías y poemas escritos por el autor.


Alberto Hernández (1959, Béjar, Salamanca), comenzó a trabajar la cerámica en el taller familiar, donde de forma continuada se dedicó a la experimentación y a la búsqueda de formas personales. Su trabajo se encuadra dentro de la pintura cerámica: es un pintor que utiliza tierras, pastas, pigmentos, esmaltes y fuego. Hernández trabaja con superficies de arcilla con alma interior metálica, lo que le permite actuar en grandes superficies. Para poder cocer estas piezas, el artista se vale de hornos y procedimientos de su invención.

La técnica desarrollada por Alberto Hernández es utilizada sobre amplias superficies de arcilla de entre uno y un centímetro y medio de grosor, endurecidas con un bizcocho previo o primera cocción para permitir su manejo. Tras aplicar algunos colores, la pieza es introducida en el horno, de donde sale en estado incandescente, y es aquí donde Hernández trabaja; entre el fuego, el artista pinta sobre la plancha, aprovechando los recursos que le proporciona el humo, y que le permite tanto utilizar éste para los negros, como eludirlo, dejando superficies blancas monocromas. El proceso termina con un brusco enfriamiento por agua, que no deja la acostumbrada superficie craquelada del rakú, común a la mayoría de las terminaciones cerámicas. Sus Caligrafías, que evocan el alifato o las escrituras logográficas, combinan la composición pictórica de relaciones de colores con los signos impresos, en relieve, que asoman de la superficie para completar un conjunto de ocasionales ecos informalistas.

Rafael Pérez (1957, Haro, La Rioja), es un creador que ha partido de la experimentación con los materiales para obtener los resultados plásticos inconfundibles que conforman su obra. Para ello no se limita a los procedimientos ortodoxos, sino que traspasa todos los convencionalismos para llegar a la realización de unas superficies sorprendentes por su propia configuración. La utilización de las diferentes cocciones, el profundo conocimiento que del calor tiene Rafael Pérez, permite que, en un proceso aparentemente contradictorio, sus piezas crezcan en el horno y no se reduzcan, como es habitual.

El artista riojano ha escrito: “Mi trabajo es un juego que me preocupa y ocupa. Busco la belleza, pero más un estado de ánimo, una manera de ver que me permita la sorpresa y la emoción”. No hay duda de que el espectador de Terra Libris se sorprenderá del particular acabado de las piezas de Rafael Pérez. A modo de libros, sus piezas se ahuecan y se esponjan como volúmenes abiertos que muestran su interior, el alma de las cosas. Hacen partícipe al observador de la propia esencia de su existencia como obra de arte, y se erigen como unas de las propuestas más interesantes de los nuevos lenguajes cerámicos contemporáneos.

Terra Libris se conforma así como un excelente paso adelante en el proyecto Páginas de Barro, mostrando de forma expresiva la relación de la palabra con la escritura transmutada en el mensaje y la obra de arte. Cerámica y arte contemporáneo en un mismo plano y lenguaje.


D E S C A R G A R CATÁLOGO

Caxigueiro, Alberto Hernández y Rafa Pérez
Terra Libris
Ciclo Páginas de Barro
Comisarios: Hisae Yanase y Antonio I. González
Inauguración martes 9 de junio, 20:30 h
Hasta el 30 de junio
Sala Galatea
(Casa Góngora)
C/ Cabezas, 3, Córdoba

1 comentario:

Oha dijo...

Una GRAN exposición