.

.

9 ago. 2009

Sensacional Bilderträume en la Neue Nationalgalerie



Una vista del exterior del Museo

José Álvarez / Ars Operandi

Una emocionante sorpresa es la que el visitante que acude a la Neue Nationalgalerie en estos días experimenta al contemplar la exposición actualmente en programación, Bilderträume. Die Sammlung Ulla und Heiner Pietzisch (Sueños en la pintura. La colección de Ulla y Heiner Pietzisch). La Neue Nationalgalerie, que se encuentra en estos momentos en proceso de reforma, no muestra en la actualidad su colección permanente, sino que oferta al público la colección particular Pietzichs, sin duda una de las más importantes de Europa.

La Neue Nationalgalerie, diseñada por el arquitecto alemán Ludwig Mies van der Rohe en 1968, se encuentra en la zona de Tiergarten, en el complejo cultural denominado Kulturforum. El museo está dedicado al arte del siglo XX, con un cierto énfasis en expresionismo, cubismo y la corriente Bauhaus, contando con unos importantes fondos, algo que unido al enorme atractivo de la construcción de Mies van der Rohe convierte a la Neue Nationalgalerie en destino obligado para el visitante.

Bilderträume comprende más de ciento ochenta obras reunidas por Ulla y Heiner Pietzisch a los largo de los últimos cuarenta años. El núcleo de la colección lo forma el arte surrealista, cuyos mayores exponentes los encontramos en esta exhibición. La primera sala de la decena de espacios que componen la muestra - fue realmente sorprendente ir descubriendo una sala tras otra - es la dedicada a Max Ernst, del que se muestran una amplia serie de pinturas sobre lienzo, junto a algunos de sus reveladores collages realizados a partir de grabados de revistas de finales del XIX, convertidos hoy en señas de identidad del artista. Asimismo se encuentran expuestos varios de loe elementos originales de la monumental escultura-assemblage Capricorn (1948-1964), que realizara durante su estancia en Arizona, además del vaciado en escayola y la versión última en bronce, una impresionante escultura que alcanza los tres metros de altura.

La siguiente sala está dedicada a los belgas René Magritte y Paul Delvaux, quienes, con sus inquietantes imágenes de figuras dispuestas en espacios imposibles, sirven de inicio a una extensísima selección de obras que incluyen al círculo primitivo de los surrealistas hasta sus más celebrados epígonos así como a algunos de los más relevantes artistas del siglo XX. Los nombres que encontramos son, entre otros, Pablo Picasso, Joan Miró - de quien hay una excelente colección -, Salvador Dalí, Marcel Duchamp, Jean Arp, Meret Oppenheim, Balthus, Yves Tanguy, Frida Kahlo, Roberto Matta, André Masson, Óscar Domínguez, Léonor Fini, Wilfredo Lam, Roland Penrose, Diego Rivera o Dorothea Tanning, una extensísima selección de obras que, sala tras sala, alternan con publicaciones de la época, como La Revolution Surrealiste (la colección completa), Minotaur, o diversas joyas bibliográficas y libros de artista. Asimismo, la fotografía está presente con obras de Man Ray, Brassaï, Lee Miller e Irving Penn.

Un segundo núcleo de la colección es el formado por una importante muestra de obras tempranas del Expresionismo Abstracto, corriente cuyo desarrollo en Nueva York tras la II Guerra Mundial estuvo directamente influenciada por el Surrealismo, y del que la Colección Pietzisch posee una excelente selección que muestra la evolución de este estilo. Podemos ver así unas sorprendentes obras figurativas de Jackson Pollock junto a otras de Mark Rothko, Barnet Newman, Arshile Gorky, Robert Motherwell, Richard Pousette-Dart o Ad Reinhardt.

La exposición muestra en su tramo final la conexión del Surrealismo con el presente. Obras de Konrad Klaphek y un monumental lienzo de Neo Rauch se articulan como ejemplo de la continuación del Surrealismo basado en la personal interpretación de diversos conceptos iconográficos. Por último, una serie de fotografías muestran la casa donde habita el matrimonio Pietzisch, la cual ha sido diseñada expresamente para poner en valor las obras allí expuestas, con las que conviven estos coleccionistas diariamente. Una colección excepcional, en definitiva, que deja una gratísima experiencia en el visitante que estos días visite la Neue Nationalgalerie.

La Neue Nationalgalerie se encuentra con los cristales tapados por las reformas que se están llevando a cabo


Una vista del exterior del Museo

Una gran asistencia de público que casi nos deja sin aparcamiento para la bici
Fotos: Ars Operandi

Bilderträume. Die Sammlung Ulla und Heiner Pietzisch
Del 19 de junio al 22 de octubre

Neue Nationalgalerie

Kulturforum
Postdamer Strasse, Berlín