.

.

23 sept. 2009

El vuelo de Hypnos 2009. Galería fotográfica


Como informábamos en una entrada anterior, la edición 2009 de El vuelo de Hypnos, diálogos entre patrimonio histórico y arte contemporáneo - ahora parte del programa Perfiféricos - ha contado con la participación del artista residente en Cáceres César David Montero, quien ha preparado para la ocasión la muestra titulada Lares y hogares.

Realizadas en metales diversos - hierro, acero corten, acero inoxidable - y otros materiales, las esculturas de César David Montero se erigen en el paisaje de la villa romana como una metáfora de la existencia, de la pertenencia a la tierra, del apego a ella y de las raíces simbólicas que el habitante proyecta hacia su tierra. Sus curvas, cuando envuelven las pequeñas casas - el hogar de cada uno, mínimo frente a un todo terrestre - son la proyección de los destinos, del avatar de todo ser, el desarrollo vital simbolizado por una pieza forjada a base de fuego y esfuerzo. Sus ensamblajes aluden asimismo al sitio partiendo de piezas que se identifican con él y en él.
m

4 comentarios:

miguel dijo...

Es una maravilla de exposición....
El sitio es mágico.

Anónimo dijo...

una oportunidad desaprovechada

José Álvarez dijo...

Anónimo, ¿podrías argumentar un poco tu opinión? Sería interesante contrastar pareceres. Un saludo.

el turista accidental dijo...

Fuimos a Almedinilla animados por la excelente experiencia que tuvimos cuando visitamos la primera edición. Lamentablemente para nosotros, de aquél espíritu, poco queda en esta exposición. De unas piezas que dialogaban perfectamente con la naturaleza del espacio y se insertaban perfectamente en la geografía de éste hemos pasado a una sucesión de esculturas (que no entro a valorar) sobre horribles peanas grises que, desde mi punto de vista , significan como decía, una magnífica oportunidad perdida. Esas obras podrían haber estado expuestas en cualquier parte. Y eso desvirtúa para mi la naturaleza de un estupendo proyecto.