.

.

25 nov. 2009

Hisae Yanase. Cnida



Hisae Yanase, Kurague, gres y terra sigilata, 2009

Rosa Colmenarejo / Ars Operandi 

Cnidaria (del griego Knidé, ortiga) adj. y n.m. Zool. Se aplica a los celentéreos caracterizados por poseer células urticantes y presentar en su ciclo vital dos formas: pólipo (forma asexuada sedentaria) y medusa (forma sexuada de vida libre y nadadora), aunque pueden tener sólo una de ellas.

La medusa como amenaza y como grácil belleza de movimientos suaves y ascendentes que hipnotiza y sosiega. Una dualidad en su capacidad para el bien y el mal que participa de la naturaleza de los kami de la mitología japonesa. Dual es también el mito de origen griego: Medusa, la Gorgona por excelencia, reina de sus dos hermanas Esteno y Euriale. Hija de los dioses marinos Phorkys y Keto. Bellísima de aspecto y con una magnífica cabellera que le hizo osar a rivalizar en belleza con Atenea. La venganza de la diosa transformó los cabellos de Medusa en un bullir de serpientes y otorgó a su mirada un poder homicida. Su sangre poseía también propiedades muy particulares, según fuese cortada de la vena izquierda del cuello o de la derecha, era respectivamente un veneno mortal o, al contrario, un remedio milagroso. Vencida y decapitada por Perseo cada gota que cayó de su sangre sobre las tierras de Libia generó una serpiente cuyo veneno sería mortal. La cabeza de la Medusa, con su poder petrificador intacto, será incorporado por Atenea a su escudo, la Egida.

Las múltiples formas que adopta Cnidaria nos proveen de un metalenguaje que comprende todo aquello que no podemos o no queremos expresar con palabras y que se instala en nuestra mente como emociones ligadas a aquello que Hisae Yanase muestra. Un metalenguaje que puede descomponerse en aquellos elementos que Lévi-Strauss llamó “mitemas” y cuyas combinaciones y oposiciones forman una trama particular y genuina. Ellas hacen que el mito perviva, se eleve sucesivamente, de forma inagotable y siempre con el objetivo último de ser aprehendido.

El mito funciona como una herramienta lógica en cuyo código y estructura peculiares se reflejan las graves contradicciones de la sociedad. Cuando Hisae Yanase adopta un mito como hilo conductor de su trabajo está mostrándonos un punto de vista sobre temas tan complejos como nuestro diálogo con el mundo natural, la representación de la realidad o la interpretación intercultural. Adoptar un mito parece un intento de comprender no ya el mito mismo sino su significado último. Las señales que, escurridizo como un pez, nos emite desde nuestra propia contemporaneidad. El desafío no es pequeño, apunta alto, a nuestra inteligencia, a nuestro ingenio, a nuestra intuición para comprender eso otro que es el mito.

Cuando las medusas invaden playas, costas o bancos de pesca, como ha ocurrido este verano en importantes caladeros de los que se abastece Japón, debemos entender que actúan como indicadores de que algo no va bien, una de las múltiples formas que la naturaleza emplea para comunicarse con el ecosistema, del que formamos parte. Este es el significado de plaga: la forma que tiene el equilibrio para restaurarse a sí mismo. La belleza de las medusas, por otro lado, refleja una luz que alude al frágil equilibrio que sostiene la vida en el planeta Tierra. Debemos tomarnos los mitos en serio, como defiende Carlos García Gual, ya que conforman una dimensión irrecusable de la experiencia humana.

Hisae Yanase
Cnida
Galería Arte21
c/ Manuel María de Arjona, 4, 14001, Córdoba
Del 12 de noviembre al 12 de diciembre de 2009


1 comentario:

Anónimo dijo...

Took me time to read the whole article, the article is great but the comments bring more brainstorm ideas, thanks.

- Johnson