.

.

23 nov. 2009

La talla de la Virgen de las Angustias se restaurará en el IAPH

.
 La Hermandad de la Virgen de las Angustias de Córdoba aprobó ayer en Cabildo General de Hermanos el proyecto de restauración del grupo escultórico de la Piedad elaborado por el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH) de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía. Este grupo escultórico, uno de los más importantes de la imaginería barroca andaluza, está compuesto por imágenes de la Virgen de las Angustias y del Cristo Yacente, obras de Juan de Mesa y Velasco fechadas entre 1627-28. Se trata de la última obra realizada por este gran escultor e imaginero.

El IAPH se ha pronunciado por medio de una conferencia explicativa del diagnóstico del estado de conservación de ambas imágenes así como de su propuesta de intervención, que, según los estudios científicos realizados en marzo en las instalaciones del Instituto, ponía de manifiesto un delicado estado de conservación.

En esta conferencia, el Instituto ha trasladado a la Hermandad una valoración científica y técnica del conjunto escultórico y los contenidos sustantivos de la intervención que se propone. Esta, de carácter integral, tiene como objetivos la eliminación de los daños que presentan las imágenes, la formulación y aplicación de los medios y modos que eviten de nuevo la aparición de los deterioros existentes, y la aplicación de los tratamientos de restauración que, teniendo en cuenta el carácter devocional de ambas imágenes, son necesarios para su lectura estética.

En cuanto al soporte de la imagen de la Virgen de las Angustias, el proceso de conservación se iniciaría con una desinsectación, a la que seguirán el diseño y construcción de nuevos brazos y antebrazos, consolidación de fisuras y de madera degradada por la acción de insectos xilófagos y eliminación de varillas roscadas y de la reconstrucción anterior con masilla, que sería sustituida por madera. En cuanto a la policromía, las fases previstas son fijación de levantamientos, limpieza de depósitos de hollín y suciedad superficial, remoción de barnices y eliminación de repintes alterados, eliminación de repolicromías (previas micro-catas y pruebas de disolución), estucado de lagunas con materiales afines a los originales, reintegración cromática de las lagunas estucadas con técnica reversible (acuarelas y/o pigmentos al barniz) y protección final.

Como es habitual en el IAPH, la intervención, de llevarse a cabo, correrá a cargo de un equipo multidisciplinar de profesionales del Centro de Intervención en el Patrimonio Histórico, especialistas en conservación-restauración y en fotografía, química e investigación histórica aplicadas a la conservación patrimonial. Se realizará en los talleres especializados que este organismo tiene en el antiguo Monasterio de la Cartuja de Sevilla.
m