.

.

18 ene. 2010

Trampas del lenguaje

por Javier Flores


“Por bien que se diga lo que se ha visto,
lo visto no reside jamás en lo que se dice.”
Michel Foucault. Les mots el les choses


El lenguaje es por naturaleza dualista. Surge de la separación existente entre la cosa real y el símbolo que la designa. Las cosas y las palabras se mezclan en el espacio común que es lo escrito, donde el signo encierra dos ideas: una lo que representa, otra la cosa representada. La naturaleza del lenguaje consiste en excitar la primera a través de la segunda. Pero este sistema de operaciones no es perfecto, ya que lo simbolizado a través del lenguaje es algo que se interpone entre el ser humano y la realidad que intenta comprender. Más que dominar el lenguaje somos dominados y condicionados por éste, en su comportamiento, estructura y múltiples trampas.

No cabe duda de que somos esclavos de nuestras palabras, y quizá por ello dueños de nuestros silencios. La mayoría de las veces, las palabras nos conducen insospechadamente, sin apenas darnos cuenta, sin entrever las interesadas falacias que quieran insertar en nosotros su engañosa simiente. Estas trampas del lenguaje funcionan como ortopedias de la razón, eliminando la posibilidad de pensar por uno mismo. Así, términos como “daños colaterales” sustituyen a “víctimas civiles”, “ayuda humanitaria” a “ocupación militar”, “desplazados” a “exiliados”, “valla de seguridad” a “muro de la vergüenza”,… y una lista infinita de palabras- trampa (la mayoría mucho más sutiles) que esconden una realidad desviando los significados hacia acomodaticios terrenos. La política encuentra en el lenguaje un magnífico aliado: ya que transformar la realidad es difícil, costoso e improcedente para muchos, al menos designémosla de otro modo, lo que resulta gratuito.

Y es que las palabras atesoran una infinita capacidad de confusión. Seducen muy bien, recorren nuestros oídos y nuestros ojos pintando gozosos paisajes, otorgando cualidades, diluyendo brumas, tachando los sufrimientos, emborronando el olvido…

Las palabras saben muy bien vivir por nosotros.

Javier Flores
Trampas del lenguaje
Galería Arte21
Inauguración jueves 21 de enero, 20:30 h
C/ Manuel María de Arjona 4, Córdoba
m