.

.
.

15 mar. 2010

The 25th Annual Rock and Roll Hall of Fame Induction Ceremony

.
desde Nueva York: Fanelo Aguayo

La famosa pirámide del Rock and Roll Hall of Fame y Museo, en Cleveland, Ohio

Hoy tiene lugar en el hotel Waldorf Astoria de Nueva York la vigesimoquinta ceremonia anual de entrada en el Rock and Roll Hall of Fame, el museo creado en los años ochenta en Cleveland, Ohio, dedicado, según sus fundadores, a ¨recoger, preservar e interpretar el impacto del Rock en nuestro mundo¨. Durante este tiempo, su labor de reconocimiento no se ha limitado a músicos sino que ha contado también con un segundo apartado –el Ahmet Ertegun Award- dedicado a compositores, productores, disc jockeys, promotores de conciertos y otros profesionales que de un modo directo han ejercido gran influencia en la historia del género.

Una de las grandes contribuciones del museo fue la creación de una lista llamada, ¨500 Songs that Shaped Rock and Roll¨ -¨Las 500 Canciones que han dado forma al Rock and Roll¨-. La lista fue confeccionada por el curador del museo James Henke quien, según la institución, ¨compiló la lista con la ayuda no sólo de su equipo curatorial sino también contando con la opinión de numerosos críticos de rock y expertos musicales¨. La lista ha formado parte de la exhibición permanente del museo desde su creación, y contiene temas de diferentes estilos –no estrictamente R´n´R- abarcando cronológicamente a obras creadas desde los años 20 hasta los 90. The Beatles, con 7 canciones en la lista, es la banda más representada. Elvis y los Stones tienen 6 cada uno. The Beach Boys y Bob Dylan, por su parte, poseen 5.

Los nominados para entrar este año en el soñado Rock and Roll Hall of Fame –los llaman reclutas- son los siguientes:

En el apartado de músicos e intérpretes: ABBA, Genesis, The Hollies, Jimmy Cliff y The Stooges. En el apartado de no-músicos: David Geffen, Barry Man y Cynthia Weil, Ellie Greenwich y Jeff Barry, Jesse Stone, Mart Shuman y, finalmente, Otis Blackwell.

A pesar del prestigio asociado a este premio, las críticas a su organización no han cesado nunca. Se le achaca por ejemplo, que el proceso de nominación está controlado por unos pocos individuos que no son músicos y que utilizan criterios subjetivos o basados en sus propios gustos musicales. Un antiguo miembro del comité de selección, por ejemplo, comentó en una ocasion: ¨Ví cómo ciertos artistas pioneros de los 50 y 60 fueron ignorados porque necesitaban nombres más grandes en la lista, lo que dio como resultado que las superestrellas de los 70 entraran antes que la gente que lo hicieron posible para ellos¨.

También se ha acusado al comité de ignorar supinamente géneros como el rock progresivo, los Top 40 de los 60, el funk de Nueva Orleans, y mucha otra música negra. Los Sex Pistols, nominados en el 2006, se negaron a acudir a la ceremonia arguyendo en una ya legendaria carta que el museo no era más que ¨una mancha de pis¨.

La carta original de los Sex Pistols
(pincha para agrandar).

2 comentarios:

José Álvarez dijo...

Lo que no sé es qué tiene que ver ABBA con el Rock & Roll... Francamente, me pongo del lado de los Sex Pistols.

Música dijo...

el pis en la carta me ha recordado al Gran Lebowski