.

.
.

7 abr. 2010

El Vuelo de Hypnos en Periféricos 09

.Cubo hiperbólico de César David Montero

El más reciente de los proyectos surgidos en la provincia es El Vuelo de Hypnos, (2005), que se lleva a cabo en la Villa Romana de El Ruedo en Almedinilla y se basa en un diálogo entre arte contemporáneo y patrimonio histórico. En las excavaciones de este yacimiento se encontró una estatua de bronce que personifica a Hypnos, dios del sueño vinculado a la noche, la muerte y la memoria. El proyecto denominado El Vuelo de Hypnos se inspira en esta excepcional escultura, que posee entre sus atributos iconográficos una cabeza alada, la cual le sirve para volar por la vastedad del espacio derramando la noche, contenida en el cuerno que porta en su mano derecha, mientras que en la izquierda sostiene un ramillete de flores de adormidera. El conjunto arqueológico donde se llevan a cabo las exposiciones - declarado Bien de Interés Cultural - data de los siglos I al VII d.C y puede considerarse uno de los yacimientos de este tipo más completos de la Península Ibérica. Las “villae” romanas eran, en su conjunto, lugares estables de residencia escogidos por las clases acomodadas para disfrutar de la tranquilidad del campo. En sus espacios, lo religioso y lo simbólico se confundían mezclando lo profano y lo sagrado.

El hilo argumental de las exposiciones en El Vuelo de Hypnos son los conceptos relacionados con el sueño, la memoria, la arqueología o la mitología estableciendo un diálogo distinto con los restos romanos.

Cubo hiperbólico instalado en la Villa

En 2009, han sido las obras del escultor César David Montero bajo el título Lares y hogares, las que han reflexionado desde una escultura próxima a la abstracción, con la incorporación de determinados referentes iconográficos, sobre los espacios tanto sagrados como profanos de la Villa, ofreciendo una mirada desde la imaginación poética. Encontramos, por ejemplo, la pieza homenaje al propio proyecto, Vuelo de Hypnos, donde apreciamos una casa descabezada de su tejado, y por donde entra la férrea materia oscura que es la noche y el sueño, transportadas por las alas de Hypnos. Las divinidades protectoras del hogar conocidas como “lares” se reflejan en la pieza Lares I como el sentido protector que se concentra bajo el techo de la casa y lo defiende de las iras del cielo y del mundo exterior. El universo, en su concepto infinito, se representa como cinta de Moebius en la obra En este momento, que nos sugiere el transcurso del tiempo histórico acogiendo en su seno un conjunto de casas, semejantes a la propia Villa.

El concepto de casa como expresión del propio ser humano, espacio que oscila entre la racionalidad (el desván) y el inconsciente (el sótano), se muestra en la obra Hogares, donde la geometría pura de lo superior se yuxtapone a las corrientes subyacentes de lo subterráneo y escondido. En Cubo hiperbólico apreciamos un cierto sentido alquímico desde unos materiales que parecen contener fuerzas propias, una materia, el hierro, que adquiere una apariencia cambiante tal y como ocurre en el trabajo de herrería y forja, históricamente ligado a este lugar.

Finalmente Territorio nos habla del paisaje natural y urbano que todo lo engloba, de la alternancia de formas redondeadas que sugieren colinas o montañas, junto a las líneas rectas de las construcciones del ser humano.

El Vuelo de Hypnos en Periféricos 09
Sala Puertanueva
Ronda de Andújar, s/n (Facultad de Derecho), Córdoba
Del 7 de abril al 4 de mayo

.

No hay comentarios: