.

.

4 sept. 2010

Avance de temporada

. Takashi Murakami ante su obra Hiropon

Se inicia la temporada expositiva en Córdoba para el curso 2010-2011, con interesantes novedades en el panorama de las artes plásticas en nuestra ciudad. En lo que respecta a las instituciones, el Ayuntamiento prosigue con el programa Cultura en Red, que sigue funcionando de forma ininterrumpida. En fechas próximas se presentará por parte de Miguel Gómez Losada el catálogo de la intervención en Orive El jardín de la inocencia. La Bienal de Fotografía, que debería haberse llevado a cabo durante el presente año en su XII edición, se retrasará hasta la última semana de enero de 2011, por necesarios ajustes presupuestarios. En cuanto a la exposición de Juan Serrano inaugurada en el pasado mes de abril en el Casino de la Exposición de Sevilla, cuya exhibición en Córdoba está prevista, no hay aún fecha determinada.

Por su parte, la Sala Vimcorsa traerá a nuestra ciudad una muestra dedicada al artista japonés Takashi Murakami, de quien se mostrarán 22 litografías así como cuatro vitrinas en las que se contienen 29 múltiples de pequeño formato. Diversos documentales y entrevistas profundizarán en la obra de este artista, que se halla encumbrado en estos momentos como uno de los nombres fundamentales en el arte del siglo XXI, traspasando las galerías y museos para entrar en el campo del diseño, la moda y otras formas de consumo de la cultura de masas. Su inauguración está prevista para el 15 del corriente.

La Fundación Provincial de Artes Plásticas Rafael Botí presenta, en primer lugar, la muestra titulada Ángel López Obrero en el centenario de su nacimiento (1910-1992), una exposición comisariada por Isabel García que reúne de forma antológica una completa selección de obras de uno de los nombres fundamentales del arte cordobés del siglo XX. Tras esta muestra, que se inaugurará el próximo día 15, comenzará la programación de la Sala Puertanueva, que lo hará con la muestra titulada Océano Digital. Comisariada por Javier Flores, constará de una amplia selección de obras con la videocreación y la animación digital como protagonistas, en la que artistas cubanos y cordobeses mostrarán sus diferentes visiones artísticas. Asimismo los artistas intercambiarán experiencias en una jornada abierta a un público participativo en fecha que oportunamente anunciaremos. Los artistas seleccionados son los siguientes: por parte de Cuba, Juan Carlos Alom, Fernando Rodríguez, Sandra Ramos, Duvier del Dago, Ernesto Leal y Luis Gárciga, mientras que los cordobeses son Daniel Palacios, Manolo Bautista, Verónica Ruth Frías, Juan López, Ángel García Roldán y Miguel Soler.

En lo que respecta a las galerías privadas, Clave tiene previsto continuar con la exitosa exposición de Marc Sijan hasta el 25 de septiembre, fecha en que la muestra se trasladará a Portugal. Tras un pequeño paréntesis, la temporada comenzará para Clave a mediados de octubre con la exposición dedicada al escultor Óscar Salmerón, quien presentará una particular obra escultórica, dentro del campo de la figuración en el que la galería murciano-cordobesa se ha especializado.

Óscar Salmerón, Bautista, 2008

Por su parte, Arte21 inaugurará el próximo día 30 una exposición dedicada al logroñés José Carlos Balanza, artista que ya ha trabajado previemente con la galería cordobesa y que mostará una ampliación del trabajo presentado recientemente en el Museo Würth de La Rioja, en el que ha trabajado materiales como el acero, el cristal y la pizarra en una síntesis de elementos naturales e industriales. Posteriormente, diciembre será el mes en que Arte21 mostrará la colectiva Córdoba Contemporánea, un proyecto de difusión intinerante en el que están presentes los cordobeses Hisae Yanase, Nieves Galiot, Jacinto Lara, Paco Salido, Juanjo Caro, José Luis Muñoz, Hashim Cabrera, Javier Flores, José Mª García Parody, Rafael Navarro y Antonio I. González junto a Pilar Molinos, Cristina Cañamero y Marcel Bohumil del que ya dimos cuenta en su momento. Por último, anotar de la sala dirigida por Antonio Jiménez que será espacio expositivo colaborador en la XII Bienal de Fotografía, la cual se llevará a cabo en la última semana de enero, como hemos señalado anteriormente.

La galería Studio 52 comenzará su temporada con una exposición dedicada al pintor Juan Cantabrana en la que mostrará una veintena de lienzos, tras de la que están previstas sendas exposiciones a cargo de Castillero, Rafael Caballano y Fernando Herrera.

Carmen del Campo trae a nuestra ciudad a partir del 6 de octubre obra gráfica del artista malagueño Enrique Brinkmann, del que podremos ver diversas obras en otros tantos formatos y técnicas, en una exposición que se presenta como de gran interés para los aficionados. Mientras, se puede contemplar una muestra del fondo de galería, con artistas como Isidre Sabater, Ángeles Alcántara, Miguel Gómez Losada, Antonio Bujalance, Rita Rutkowski, Juanma Pérez, María Ortega o Rafael Martorell, entre otros.

Por último, que no los últimos, la sala Aires ha comenzado ya la temporada con el 8º Certamen Internacional de Artes Plásticas Aires de Córdoba, tras de lo que está prevista la exposición de las jóvenes artistas cordobesas Nazaret Castro y Almudena Castillero. Octubre será el mes para el gallego Gonzalo Suárez y de la pintora madrileña Susana Ragel. Como colofón, la galería Carlos Bermúdez, que se halla de reforma, aún no ha cerrado la programación, mientras que la galería Lucor, que abrió sus puertas en abril, se ha visto abocada a cerrarlas.
.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo de la Bienal se veía venir. Um evento así ha de prepararse con un par de años de antelación y sabemos que ese no era el caso.

inquirer dijo...

Habrá que esperar acontecimientos y ver cómo se resuelve la vacante que va a dejar JM Baez en su prejubilación de Vimcorsa. ¿Buenas prácticas??

Anónimo dijo...

Por lo menos que sigan con la misma calidad de las exposiciones que con José María Báez.


Francisco Salido

Anónimo dijo...

Espero que la buena labor de Baéz siga en un futuro con alguien cualificado, y ante todo conocedor al arte cordobés y de la creación nacional e internacional, y no alguien impuesto por una politica concreta y de escaso bagaje cultural.

angel de saavedra dijo...

La labor de <báez al frente de vimcorsa ha sido encomiable. Si cabe algún pero, no achacable a su gestión, es la escasez de exposiciones de producción propia. La paradoja más grande es como alguien decía, que el buque insignia de la política expositiva del ayuntamiento de córdoba sea timonado desde la empresa de viviendas. Respecto a la línea sucesoria deberíamos reclamar la aplicación del código de buenas prácticas para la designación de el/la cooordinador/a de la sala de exposiciones. En Córdoba tenemos magníficos profesionales, evidementemente aquí ignorados, que podrían desempeñar el cargo a la perfección. Dsede aquí propongo un boicot a la sala si la coordinación es asignada a un comisario político

emeerreese dijo...

Puestos a pedir, que se aplique también el “Documento de Buenas Prácticas en Museos y Centros de Arte Contemporáneo” en el resto de centros e instituciones cordobesas como el centro espaliú, el c4 o el centro de arte rafael boti

Anónimo dijo...

Aunque sea a destiempo, reflexionemos sobre algunas cuestiones. En primer lugar el mito de la producción propia y su escaso (es un decir) número en Vimcorsa. La producción propia exige muchos recursos humanos y económicos y no debe ser el único objetivo en la gestión de una entidad pública, obligada a controlar el presupuesto independientemente de que haya crisis o no. Deberíamos cuidar la coherencia en nuestras opiniones y no desdeñar que la producción propia (en cuanto plataforma mediática de vanidad)tiene sobre el papel más atractivo para los agentes políticos que para la ciudadanía, a la que nada merma la intensidad emocional y los valores culturales e informativos de una exposición aunque ésta se haya mostrado previamente en Sevilla o Barcelona. A pesar de lo dicho, en Vimcorsa he podido ver producciones propias (vertebradas fundamentantalmente sobre la creación cordobesa) como las muestras sobre esculturas del Equipo 57; fotografías de Ladis y Ricardo; fondos del Museo Taurino; fondos barrocos del Museo de Bellas Artes; Manolete a través de las fotografías de Ricardo; Pepe Espaliú; La enfermedad, la muerte; obra sobre papel de Luis Gordillo; Daniel Verbis ó Gustavs Klucis, y también la suerte de selecciones expresamente realizadas para la Sala Vimcorsa de colecciones importantes, como la del Santander, la Caixa, Unicaja, AENA o el ICO, sin pretender ser exhaustiivo.
Y la suspicacia sobre las buenas prácticas. Siempre me ha sorprendido que este tema no surga en relación con el C4. Construir un contenedor de semejante complejidad espacial y tan ambiciosos objetivos y no contar con un responsable que le indique las exigencias profesionales al equipo técnico que lo construye, me parece bastante preocupante. Ya se que una cosa no quita la otra, pero me lleva a sospechar que entre algunos artistas cordobeses/as la vara de medir es algo aleatoria.

Anónimo