.

.

9 nov. 2010

Dutch play en el I+CAS de Sevilla

.
Holland Experience, part one  by Arno Coenen & Peter Leeuwerink

De la mano de Jesús Alcaide, el Centro Experimental Tecnológico para la Cultura y las Artes de Sevilla (I+CAS), comienza una nueva andadura que pretende "convertirlo en un laboratorio de ideas, un espacio para la experimentación y la reflexión, un nodo revitalizador de la ciudad de Sevilla que abordará de una manera indisciplinada nuevas formas de conocimiento y relación". Y como ejemplo de estos renovados propósitos presenta Dutch play, una inmersión en los fondos de la colección del Netherlands Media Art Institute. Se trata de una selección de piezas de video realizadas entre 2008 y 2010, que presentarán la transformación del lenguaje audiovisual en Holanda con la aplicación de las nuevas tecnologías a través de las obras de artistas como Erwin Olaf, Lernert & Sander, Arno Coenen, Thomas Mohr o Broersen & Lukács.

Desde su fundación en 1978, el Netherlands Media Art Institute tiene una colección que comprende más de 1500 trabajos, desde artistas reconocidos a jóvenes propuestas emergentes que con el paso de los años se han convertido en referentes de la creación audiovisual holandesa.

De la misma manera también apoyan a los artistas que lo deseen a desarrollar sus proyectos en colaboración con otros técnicos, artistas y programadores y desarrollan un importante trabajo de investigación en la conservación, habiéndose convertido desde 1992 en un importante centro de expertos sobre la conservación de media art, desarrollando sus investigaciones en este terreno y poniéndolas al servicio de otras instituciones. De forma paralela a todas estas actividades, el NIMK muestra especial interés en actividades de formación y educación en las artes visuales para diferentes públicos, siendo una de las instituciones pioneras en este territorio en el continente europeo.



Resonance, de Thomas Mohr

Persijn Broersen y Margit Lukács son dos artistas residentes en Holanda cuyos trabajos en video ponen de manifiesto la compleja relación del artista con los medios de comunicación de masas y su interferencia con las identidades del espectador en la sociedad de la sobreinformación.

Broersen & Lukács presentan Manifest Destiny (2008), una pieza de video en alta definición que nos propone una reflexión en tono futurista sobre la vida en otros planetas y los discursos de la ciencia sobre los límites de nuestro mundo, a través de parajes como el desierto de Atacama en Chile, donde el tiempo y el espacio parecen haberse detenido, y la altitud de la geografía nos permite acercarnos a través de telescopios hacia esa mirada fuera de los límites terrestres.

El trabajo visual de Arno Coenen se basa en la animación 3D y las imágenes de síntesis, con una marcada estética que nos remite a los años noventa y un sentido del humor y de la crítica que hacen de su trabajo uno de los más conocidos entre los jóvenes artistas holandeses.

Uno de sus proyectos más destacados es The Dutch Experience (2007) una pieza animada junto a Peter Leeuwerink que nos lleva por un viaje lisérgico a través de Holanda, montados en una Harley y conducidos por un muñeco Lego como si fuera un Hell’s Angel. En el camino nos encontraremos con importantes personajes de la cultura holandesa, pintores, escritores y otros temas y elementos de la identidad cultural holandesa,

Lernert Engelberts y Sander Plug son un dúo de artistas visuales que trabajan en un territorio expandido que se mueve entre el documental, la publicidad, el video de artista y otro tipo de artefactos visuales. Uno de sus proyectos más conocido es How to explain it to my parents (Cómo explicarselo a mis padres), una película en la que colocan a ambos lados de una mesa a los padres de conocidos artistas holandeses y a sus respectivos hijos para que éstos le expliquen a sus padres sus trabajos y por qué se dedican al mundo de la creación contemporánea.


How to explain it to my parents de Engelberts & Sander

A modo de díptico, Erwin Olaf presenta en sus últimos proyectos, Dusk (2009) y Dawn (2010), una nueva inmersión en su misterioso mundo donde las relaciones humanas de dominación y sometimiento, aparecen en espacios lejanos, con una estética que parece de otra época, pero tras la que se desarrollan conflictos de nuestro tiempo, sobre todo discursos que tienen que ver con los géneros y la identidad poscolonial.

El trabajo de Thomas Mohr combina imagen y sonido en una intensa sinfonía musical en cuatro movimientos llamada Resonance. La interacción entre la precisión cíclica de los patrones de la imagen y el ritmo de la banda Sonora produce una dinámica emocional y sensitiva que combina la armonía con la discordancia, el orden y el caos de una forma impredecible que demanda una continuada atención del espectador.


Bookmark and Share

No hay comentarios: