.

.

15 dic. 2010

Paradeisos: artistas contemporáneos interpretan las culturas del aceite

.
Montserrat Soto, Mar de aceite, serie fotográfica, 2010

Redacción / Ars Operandi 

Paradeisos: Culturas del aceite y arte contemporáneo es el nombre de la exposición itinerante que el próximo 17 de diciembre se presentará en el Palacio de la Merced de Córdoba. Comisariada por Michel Hubert Lépicouche y Óscar Fernández, la muestra comprende una selección de obras pertenecientes a diecisiete artistas internacionales: Karmelo Bermejo, Joseph Beuys, Bleda y Rosa, Ricardo Calero, María Cañas, Alberto Carneiro, Mónica Fuster, Federico Guzmán, La Ribot, Antoni Miralda, Julia Montilla, Daniel Palacios, Miguel Rasero, Daniel Silvo, Montserrat Soto, Manuel Vilariño y Claudio Zulián. Las obras, que en su mayoría son proyectos específicos para Paradeisos, serán mostradas en fechas sucesivas en otras doce localidades de la provincia cordobesa, en un proyecto organizado y producido por la Diputación de Córdoba y la Fundación Rafael Botí.

Para los comisarios, Paradeisos es una muestra cuyo tema argumental se relaciona con un carácter común a todas las comarcas implicadas: la producción de aceite. Para ello, los artistas que han sido seleccionados "no solamente podrán ganarse el interés del público mediante la incorporación en sus obras de elementos formales inspirados en la estética propia del paisaje olivarero, sino también invitándolo a reflexionar sobre cualquier aspecto socio-económico relativo a la producción del aceite". La exposición, por tanto, adquiere un mensaje más allá del puramente estético, pues "pretende insistir en la importancia de esta dedicación que resulta ser vital económicamente para muchos pueblos de la provincia de Córdoba, ya que implica una cadena de actividades desde el cultivo de los olivos hasta la comercialización del aceite e incluso hasta la gastronomía".

Federico Guzmán, La cicatriz, alpechín sobre papel, 2010

En este sentido, las intervenciones de los artistas se han ocupado de modo diverso del olivo y su mundo, encontrándose en Paradeisos una selección de propuestas en variadas técnicas que incluyen la fotografía, la pintura, la instalación, la escultura y la videocreación. De este modo, los visitantes de Paradeisos podrán encontrar desde la obra conceptual de Joseph Beuys (Bottiglie multiple, 1984) hasta la pintura a base de alpechín de Federico Guzmán o los dibujos de Miguel Rasero.

La mayoritaria presencia de la fotografía en el arte contemporáneo tiene en Paradeisos su reflejo contando entre las piezas expuestas una amplia selección a cargo de algunos de los más relevantes nombres del panorama internacional. Bleda y Rosa (Premio Nacional de Fotografía 2008) están presentes con Batalla de Bailén, año 1808 (1995-96), perteneciente a la serie Campos de batalla, en la que el apacible paisaje giennense no hace suponer a primera vista la tragedia vivida en sus campos. Asimismo en este apartado, la mallorquina Mónica Fuster ha realizado para Paradeisos una serie de obras titulada Arborescencias (2010), en la que la artista ha unido su interés por la luminosidad con la interpretación del Tastir o geometría decorativa islámica, dando como resultado unas imágenes "que configuran un encaje en donde se puede entrever una realidad velada, como si esta se observase a través de una celosía", según la fotógrafa. De Antoni Miralda se podrá contemplar la fotografía titulada El ramo de la novia, documento de su célebre intervención Honeymoon Project (1986-1992) un simbólico enlace entre la Estatua de la Libertad de la bahía de Nueva York y el monumento a Cristóbal Colón en el puerto de Barcelona, en la que el artista sugería que este enlace “monumental” sirviera de metáfora del buen entendimiento entre el nuevo y el viejo mundo, y en el que el "ramo de novia" era un simbólico olivo intervenido. Julia Montilla con Veguetas de las Revueltas (1987), Montserrat Soto y su serie Mar de aceite (2010) y Manuel Vilariño y sus Naturalezas muertas (2010) completan la presencia de la fotografía en Paradeisos.
Joseph Beuys, Bottiglie multiple. Difesa della natura: Ölflashe. Edición Domenica de Domizio Durini, 1984

La videocreación estará presente en cuatro obras, de las cuales dos son específicas para el proyecto, Aceite en llamas no deja cenizas (2010), de María Cañas, un video en el que parte de grabaciones encontradas y materiales de archivo para generar un discurso visual nuevo, y la video-instalación de Claudio Zulián, en la que se podrá ver una nueva aproximación a la imagen tradicional del olivo. La Ribot no dejará a nadie indiferente con su videoperformance Another pa amb tomaquet (2001) y Daniel Silvo presentará el vídeo musical Technoaceitunas (2002).

Mónica Fuster, Arborescencias, serie fotográfica, 2010

La muestra se completa con las instalaciones de Ricardo Calero (Esenciales, 2010), Alberto Carneiro (Metamorfose sobre a oliveira do meu jardim, 2010), y el cordobés Daniel Palacios, que vuelve a valerse de la tecnología para su impactante pieza Whatever Hapenned, Hapenned (2010).

Paradeisos: Culturas del aceite y arte contemporáneo
Inauguración viernes 17 de diciembre, 20:00 h
Palacio de la Merced, Plaza de Colón, 15, Córdoba
Hasta el 31 de enero de 2011
Comisarios: Michel Hubert Lépicouche y Óscar Fernández

Bookmark and Share

2 comentarios:

Gerardo dijo...

Muy flojita, muy flojita la exposición.
Muchas ocurrencias, algunos artistas tienen una jeta que se la pisan.
Una gran oportunidad perdida.

Anónimo dijo...

amigo gerardo, yo no sé de quién es el morro si de los artistas o de los comisarios que los seleccionan