13/6/2011

El IAPH restaura una tabla renacentista de Bernardino Luini, discípulo de Leonardo da Vinci

 .

 La tabla tras su restauración. Fotografía: IAPH

El Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico ha finalizado el proyecto de investigación y conservación–restauración de la tabla renacentista italiana denominada Madonna con el Niño, San Sebastián y San Roque. La actuación del IAPH corresponde a un encargo de la Dirección General de Bienes Culturales.

Desde que el historiador Elías Tormo la descubriera en 1925 en Utrera (existen datos documentales desde 1679 que la vinculan a esta localidad), la crítica artística especializada ha atribuido de forma unánime la pintura al círculo más directo de Leonardo da Vinci y, en concreto, al pintor milanés Bernardino Scapi, llamado Bernardino Luini. Este artista, nacido cerca de la localidad de Luino, de la que toma su sobrenombre, fue un prominente pintor de principios del siglo XVI.

Luini siguió la técnica y estilo de Leonardo da Vinci, pintando varios frescos en palacios e iglesias de la ciudad. Es conocido en especial por sus figuras femeninas con ojos ligeramente estrábicos, llamados “luinescos”, por la forma especial de pintarlos. La obra Madonna con el Niño, San Sebastián y San Roque presenta gran calidad de ejecución, asimilación del lenguaje de Leonardo da Vinci (modelado refinado de las figuras y juego delicado de luces y sombras) y rigidez compositiva (líneas paralelas verticales), que entroncan con la tradición lombarda cuatrocentista.

Bernardino Luini tiene obras en grandes museos del mundo, destacando La Virgen con el Niño y San Juanito del Museo del Prado; Virgen con el Niño, San Sebastián y San Roque del Museo de Sarasota, Estados Unidos; Sagrada Familia, Santa Isabel y San Juanito de la Pinacoteca Ambrosiana, Milán, Italia; Virgen con Niño, San Antonio Abad y Santa Bárbara, Pinacoteca Brera, Milán, Italia; y Virgen con el Niño, San Sinisio y San Martín, Colección Privada Turín, Italia.

La tabla, propiedad del Arzobispado de Sevilla, llegó al Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico en 2009 en un estado de conservación alarmante, tanto en el soporte de madera como en la capa pictórica y el barniz. Se apreciaban grietas y pérdidas de pintura considerables por lo que los trabajos de investigación y conservación del IAPH se han prolongado dos años. Además, existían daños ocasionados por intervenciones anteriores que había sufrido la obra a lo largo del tiempo, contraproducentes por la utilización de técnicas y materiales inadecuados.

La intervención integral en el IAPH, con un coste total de 20.624 euros, se ha abordado bajo los principios de conservación material de la obra, actuando sobre los factores de deterioro y permitiendo la puesta en valor de esta joya del renacimiento italiano, que podrá contemplarse en el Museo de Bellas Artes de Sevilla hasta el 17 de julio.


Bookmark and Share