.

.

3/9/2011

Gómez Losada ultima su obra "Atlas Nocturna"



 Gómez Losada ante Atlas Nocturna. Foto: Ars Operandi

José Álvarez / Ars Operandi

Miguel Gómez Losada ultima en estos días su obra titulada Atlas Nocturna, una espectacular pintura sobre vidrio de 20 metros de longitud y más de 2 metros y medio de alto, con un panel central de 6 metros de altura. Situada en la zona de la Facultad de Filosofía y Letras recientemente remodelada según proyecto del arquitecto Arturo Ramírez, Atlas Nocturna se establece en la intersección de las intervenciones de Rafael de La-Hoz Arderíus -un vestíbulo historicista anexo a la primitiva fábrica del Cardenal Salazar- y la ampliación contemporánea de Gerardo Olivares. Para Gómez Losada este hecho no es casual, pues señala que "es la representación de la naturaleza la que hace de nexo histórico", a modo de continuum en el que el concepto de estilos se ve superado, pues para el artista "pensar en estilos siginifica sustraerme de mis orígenes, de mi verdad". Y es que Atlas Nocturna, una inextricable sucesión de elementos vegetales de cambiante iluminación, retrotrae la memoria de Gómez Losada a escenas de su infancia. "Recuerdo que mi padre poseía un telescopio por el que observábamos las estrellas a través de un claro del bosque en nuestra casa de campo. Era un continuo descubrimiento de sensaciones". El efecto nocturno es núcleo de la obra que el artista está llevando a cabo. Las luces, y más que las luces, las sombras, son las protagonistas en una pintura en la que la profundidad se duplica por la utilización de un doble acristalamiento, y en la que las graduales capas de óleofabricado de manera artesanal por el pintor en el propio lugar de trabajo, se suceden revelando claridades emergentes en un paisaje velado y brumoso. Gómez Losada prefiere revelar poco a poco. Busca el misterio, lo que no se ve. El resultado es un paisaje sobrecogedoramente evocativo de la verdad en la pintura que busca Gómez Losada, que nos hace recordar a Heidegger: "Nosotros decimos verdad y no pensamos mucho al decir esta palabra. Si lo que pasa en la obra es un hacer patentes los entes, lo que son y cómo son, entonces hay en ella un acontecer de la verdad".

El proyecto Atlas Nocturna, que ha perdido durante su proceso de creación el primitivo título de Tierra Nueva, a la vez que se transformaba el propio concepto final de la obra, se remonta al año 2008, cuando se sentaron las bases de la intervención bajo los auspicios del entonces decano Joaquín Mellado. Tras unos años de paréntesis, la llegada al Decanato de Eulalio Fernández ha supuesto la cristalización del proyecto, inmerso en un profundo aggiornamiento de la Facultad de Filosofía y Letras con el que la institución pretende visibilizarse socialmente como un referente cultural necesario y obligatorio en nuestra ciudad. Atlas Nocturna comenzó a concretarse sobre el cristal en enero de 2011, un largo proceso creativo que ha contado durante su desarrollo con la exposición Te recuerdo al sol, un compendio de dibujos preparatorios del mural realizada en la Galería Aba Art Ibiza. La obra se presentará al público coincidiendo con la inauguración del curso universitario, el próximo 21 de septiembre.


Bookmark and Share

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bonito Miguel,enhorabuena.

srfimia dijo...

Muy bien elegida la cita de Heidegger, también me han gustado el texto y la foto que habéis elegido,un paisaje continuo de luces y sombras.

Anónimo dijo...

Encuentro que me recuerda mucho a demasiadas cosas. Habrá que verlo en directo.

Anónimo dijo...

Es habitual que un autor se parezca a si mismo, no?. En este caso lo más destacado es que no se trata tanto de una obra pictórica sino de otra cosa. Hay que verlo de cerca. La cuestión es si esto no nos recuerda demasiado a otros estados de ánimo o momentos personales del autor.