.

.

24 de sept. de 2011

La sala Iniciarte arranca el curso con Sebastián Conejo

.

Aspecto de la exposición de Sebastián Conejo en la sala Iniciarte. Foto: Ars Operandi

La sala Iniciarte de nuestra ciudad inicia su segunda temporada con una exposición de fotografías del artista onubense (Valverde del Camino, 1974) Sebastián Conejo. Se trata de una serie de once imágenes que documentan interiores de algunas de las 180 mezquitas situadas en el área metropolitana de Barcelona. Para Jordi Moreras, antropólogo y profesor de la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona, estos espacios invisibles hacia el exterior son algo más que lugares de expresión religiosa, "devienen también epicentros de la vida comunitaria". Moreras afirma que "quizás debido a la forma de sus espacios de culto, el islam de Cataluña es un islam tradicional, modesto, de raíz y transmisión familiar, humilde y profundamente vivencial, que se aleja de cualquier artificio institucional externo, y que sigue hoy en día reclamando un reconocimiento en clave de dignidad. Es un islam de oratorios y no de mezquitas y minaretes, construido sobre cemento y no sobre mármol, de locales y garajes transformados en exiguas salas de plegaria y no en relucientes edificios de nueva planta, de proximidad comunitaria antes que de recreación elitista. Y es en base a ello, que el islam se inserta en nuestra sociedad de manera discreta, apenas identificada socialmente. O al menos así parecía, antes de ver cómo en los últimos años la apertura de mezquitas en Cataluña se ha convertido en una cuestión polémica, tanto en lo social como en lo político".

Con la exposición de Sebastián Conejo, Iniciarte retoma la actividad de una sala, que al igual que el resto del programa, están siendo sometidas a una reelaboración que pretende optimizar esta iniciativa de apoyo a la creación artística contemporánea andaluza. Desde su creación en 2006, Iniciarte canaliza todas las políticas de apoyo al sector del arte actual a través de convocatorias de ayudas para artistas, galerías, comisarios y críticos de arte.  Según fuentes de la propia Consejería el programa Iniciarte ha dedicado entre 2006 y 2010 más de 3.000.000 euros para ayudas a las que se acogieron 667 proyectos. Ayudas a la producción, formación e investigación de artistas, apoyo a galerías de arte para realización de exposiciones de creadores andaluces, un programa de residencia internacional en colaboración con el Künstlerhaus Bethanien de Berlín o una bolsa de adquisición de obras conforman el grueso de un programa cuya gestión, a pesar del montante económico de su partidas presupuestarias, ha sido muy cuestionada desde los diferentes colectivos dedicados a creación contemporánea. En estos seis años los sucesivos recortes presupuestarios han ido mermando considerablemente la dotación de los programas. De los 926.000 euros asignados en su primera edición se ha pasado a los 279.000 de 2010 y actualmente a la suspensión total de la convocatoria para las ayudas del año en curso.

Pero la crisis de Iniciarte no ha sido sólo económica. El actual equipo director de  Cultura elabora en estos días una nueva redefinición del programa que propicie un cambio de rumbo en cuanto a prioridades y procedimientos. Así se puso de manifesto en la reunión celebrada recientemente entre el director general de Museos y Promoción del Arte, Miguel Castellano y miembros de colectivos de arte en Andalucía. Durante el encuentro, al que asistieron representantes de la Unión de Artistas Visuales de Andalucía, Instituto de Arte Contemporáneo, Consejo de Críticos y Comisarios de Artes Visuales, Asociación de Comisarios (en constitución), Consorcio de Galerías de Arte Contemporáneo, Plataforma de Reflexión de Políticas Culturales, Plataforma por el Centro Guerrero y Plataforma de Profesionales de Arte Contemporáneo de Córdoba, la Consejería de Cultura explicó que en estos momentos está trabajando en la reglamentación del programa para la convocatoria del año próximo. Su intención es abrir un diálogo con los colectivos para elaborar de manera conjunta la redefinición del programa Iniciarte. Por su parte los representantes del sector expusieron la necesidad de abrir cauces de participación y propusieron la creación de un comité asesor formado por los propios profesionales del sector que se conforme como órgano consultivo de cara a elaborar las políticas culturales relacionadas con el arte contemporáneo en Andalucía.




Bookmark and Share