.

.

30/3/2012

La visión naturalista y poética de Dorothea von Elbe en Rafael Ortiz

.
Una vista de la exposición de Dorothea von Elbe. Foto: © Galeria Rafael Ortiz 
Redacción / Ars Operandi


Durante estos días y hasta el 4 de abril, puede contemplarse en la galería sevillana Rafael Ortiz la exposición de la artista afincada en Córdoba Dorothea von Elbe, Nunca había sabido que mi paso era distinto sobre tierra roja, titulo que alude a versos del poema Canto del caminar de Claudio Rodríguez. Las referencias poéticas incluyen asimismo a William Blake, quien apuntaba que el mundo de la imaginación es el mundo de la eternidad, contraponiéndose así a la postura que comparten los artistas que eligen la realidad, y que de este modo, "eliminan las secuelas transcendentales en su trabajo". Para Dorothea von Elbe, "la realidad forma parte de nuestra biografía, nos rodea continuamente y provoca a cada instante nuestras zozobras y torpezas. La realidad viene a ser como la pintura, ante la que todo se vuelven dudas e inseguridad. Probablemente ese halo de incertidumbre que desprenden sea la causa de que nuestros anhelos sucumban fascinados ante considerables superficies pintadas. Pero percibir la realidad necesita movimientos precisos y una mirada libre de estereotipos". También recuerda que, "en Letters to a Woman Painter, Max Beckmann anotaba algunas sugerencias. "No te olvides de la naturaleza", decía. Y más adelante desvelaba una metodología práctica: "Haz largos y frecuentes paseos, e intenta evitar al máximo el asfixiante coche, que roba tu visión al igual que las películas y los numerosos y sensacionalistas periódicos". Y añade Von Elbe: "Andar y observar: el territorio como contexto y texto. Andar. Precisar las formas de la realidad, eliminar lo convencional. Trazar entonces el dibujo de las cosas, narrar su identidad", dando de este modo unas interesantes claves con las que abordar su obra.    

La exposición, desplegada en los dos niveles del espacio de la calle Mármoles, muestra en la planta inferior una serie de las últimas pinturas de Dorothea von Elbe, realizadas con diversas técnicas, que van del óleo sobre lienzo y tabla a la acuarela y las tintas. Las piezas expuestas evitan el montaje convencional espaciado y lineal, apostando por una mayor cercanía entre las obras, que se agrupan de forma asimétrica entre ellas, mostrándose a diferentes alturas sin que exista diferenciación ni jerarquía entre técnicas. Sus obras escogen fragmentos vegetales en una interpretación que aúna la precisión de las estampas botánicas con la ligereza del paisajismo oriental. Es en la escultura donde Dorothea von Elbe resume de forma más clara su interés por la economía de formas, como puede verse en el bronce escogido para figurar en la fachada de entrada del recientemente finalizado Centro de Visitantes de Córdoba.

En la planta superior de la galería se exponen, como novedad, una serie de fotografías de formato medio con la naturaleza y el río a su paso por la ciudad de Córdoba como protagonista. El tratamiento del tema, muy próximo al imaginario de von Elbe, está resuelto en base a la disposición de grandes espacios vacíos en la composición, donde surgen motivos presentados a modo de trazo, que dotan de esta forma a las fotografías de un resuelto acabado muy cercano a su obra tanto pictórica como escultórica, poética y naturalista.

Dorothea von Elbe. Guadalquivir (2009). Fotografía, 3 ejemplares, 30 x 40 cm. © Galeria Rafael Ortiz

Dorothea von Elbe nació en Dettmansdorf, Alemania, desde donde se trasladó a los EE. UU., naturalizándose estadounidense. En ese país realiza su Licenciatura en Artes (Universidad de Wisconsin, 1968), tras de lo que amplía estudios en la Skowhegan School of Painting and Sculpture (Skowhegan, Maine), The New School for Social Research (Nueva York) y el Pratt Graphic Center (Nueva York). Reside y trabaja en Córdoba desde 1982. 

Desde su primera exposición estadounidense, en 1968, Dorothea von Elbe ha realizado muestras de forma continuada a partir de mediados de los años 80, en galerías como Rafael Ortiz, Carmen de la Calle, Estampa, Bores & Mallo, Trazos Tres y otras, conservándose su obra en numerosas colecciones particulares y públicas, como Biblioteca Nacional (Madrid), Colección Testimoni-La Caixa, Diputación Provincial de Sevilla o el Museo de Bellas Artes de Córdoba.

Dorothea von Elbe
Nunca había sabido que mi paso era distinto sobre tierra roja
Galería Rafael Ortiz
C/ Mármoles, 12, Sevilla
Hasta el 4 de abril

  Bookmark and Share