.

.

18 de abr. de 2012

Naturaleza y artificios. Moreno Carretero en la Sala Galatea


Moreno Carretero, ayer en la Sala Galatea bajo la obra Paraiso por sombrero. Foto: Ars Operandi
Redacción / Ars Operandi


La Sala Galatea de la Casa Góngora inicia una nueva andadura que arranca con la intención de establecer una especial atención a la creación actual que se produce en el contexto local de la ciudad. Y lo hace de la mano del artista Miguel Ángel Moreno Carretero (EL Carpio, Córdoba. 1980) quien reúne en las tres salas de la Calle Cabezas una revisión de trabajos anteriores y recientes que permiten establecer nuevas conexiones y significados entre ellos. Comisariada por Óscar Fernández, El paisaje disimulado propone una manera lúdica de interpretar el entorno natural,  una búsqueda poética, en palabras de Noelia Centeno, autora del texto de la exposición que, "lejos del carácter bucólico y existencialista, nos acerca a una interpretación abierta de las estrategias de venta y publicidad del entorno paisajístico y la naturaleza como valor artístico añadido por los mass media". El juego de la escala, la intención de lo rural, la escultura conceptual y la cultura pop son para Centeno los leitmotiv de la obra de Moreno Carretero, una obra que "desvela un significado oculto del proceso creativo del artista en conexión con el territorio. Una serie de propuestas análogas que buscan, en las ruinas y los hitos populares, maneras de interpelar al espectador a través de la conjugación de valores nostálgicos, la dialéctica de las proporciones, y la fabricación de distintas escenas. Lenguaje visual intencionado que mezcla diversas posiciones actuales en la concepción del paisaje".

Un día en el campo buscando agua en el bosque, encontré una cantimplora. Foto: Ars Operandi
La muestra se articula en tres estancias que corresponden con tres miradas evocadoras de su relación con el paisaje: representación, acción e investigación. En la primera "la pintura deviene objeto y el paisaje conquista la vertical. Pintura de género y arte de concepto sobre un tapiz verde. Entorno desnaturalizado: el paisajismo se vuelve ironía. Tocando el césped sin salir del lienzo". Moreno Carretero reune aquí piezas emblemáticas como Un día en el campo buscando agua en el bosque, encontré una cantimplora, una serie de cinco cantimploras intervenidas que formaron parte en 2006 de la colectiva La Estrategia del Caracol. Confronta estas piezas con  obras  realizadas en 2011 durante su estancia en CRIDA, la residencia de arte de Palma de Mallorca Spai d'Art y que se han podido contemplar recientemente en el stand de la galería Trinta en la feria madrileña JUSTMAD3. Junto a ellas rescata pinturas como La casa del árbol o Paisaje para patio de butacas que son preludio de trabajos recientes como Ley de Costas o Archipiélago sobre lino. Pintura y video se complementan en  Paisaje sobre mano, filmación en video de un pintor urbano que pinta un paisaje sobre un cristal transparente siguiendo las indicaciones del propio artista.

La más bella silueta. Foto: Ars Operandi
El recorrido continúa en el patio de la Casa Góngora donde Moreno Carretero ha situado La más bella silueta, una escultura de gomaespuma forrada que formó parte en Matadero de Madrid de la exposición Bellamatamatic, una intervención sobre la máquina expendedora que la editora de revistas experimentales La Más Bella instaló en el centro de creación contemporánea de la capital madrileña. Si en la pieza de Matadero, la silueta se recortaba sobre la gomaespuma de color rosa a modo de vaciado, ahora se nos presenta corpórea y exenta ocupando la zona central del patio.

La nube, escultura y video. Foto: Ars Operandi
La segunda estancia está dedicadas a las prácticas de acción, y en ella encontramos otra de las constantes en la obra de Moreno Carretero "los usos y apropiaciones del paisaje. Naturaleza: un concepto abierto y un imaginario por hacer. La acción artística como mecanismo de trasformación de lo inmediato. Colores industriales y estrategias de marketing toman el paisaje". Se trata de una recopilación de documentación de procesos y acciones que el artista ha ido llevando a cabo en lugares como el CDAN de Huesca, Asturias o la ciudad de Praga. Completan el contenido una recopilación de objetos intervenidos frutos de la acción que llevó a cabo en el Puerto de las Artes de Huelva, el borlón de ¿Sabes qué es un señuelo?, escultura-señuelo realizada para el ciclo Intervenciones en jueves además de una escultura y un video pertenecientes a la serie La Nube que Moreno Carretero presentara en la Filmoteca de Andalucía en 2009.

Azul vertical, fotografía de Miguel Moreno Carretero
Clausura El paisaje disimulado una tercera sala que acoge obras que tienen que ver con el proceso de investigación. Aquí encontramos trazadas líneas entre lo natural y lo industrial y cómo ambos "se abrazan en la lógica del consumo". Son recorridos fotográficos por el paisaje urbano donde el objeto encontrado, propio de la vanguardia, pervive en lugares insólitos. "Sólo la escala diferencia el arte de la publicidad". Son una serie de propuestas "análogas que buscan, en las ruinas y los hitos populares, maneras de interpelar al espectador a través de la conjugación de valores nostálgicos, la dialéctica de las proporciones, y la fabricación de distintas escenas". Podemos contemplar aquí por fin el resultado de los trabajos de la Beca de Creación que la Fundación Rafael Botí le otorgara años atrás y que hasta ahora no habían salido a la luz pública por la desidia del organismo provincial. Son las obras Azul vertical -que ha formado parte recientemente de Mundos Propios, la exposición que ha comisariado Sema D'Acosta para la Fundación Madariaga de Sevilla-, Todo sobre ruedas, Helados y Gigantes, series fotográficas donde el paisaje natural establece confrontaciones con las intervenciones humanas en unos trabajos sumamente lúdicos por el juego que proporcionan los efectos de escala. A modo de colofón y como testigo de este trabajo de campo queda la escultura-mesa de trabajo en la que Moreno Carretero despliega, sobre el mapa utilizado en sus procesos, un repertorio de  fotografías, cuadernos de notas y objetos a escala reducida que dan buena cuenta de los intereses que ocupan al artista cordobés.

El paisaje disimulado ha contado con la colaboración de tres poetas de diferentes generaciones que ponen el contrapunto literario a las imágenes de Moreno Carretero. Cristian Alcaraz, Elena Medel y Pablo García Casado prestan sus palabras y adhieren a las obras nuevas perspectivas  ensanchando así sus significados. Yo convierto un pedazo de tierra en un verano...


Miguel A. Moreno Carretero
El paisaje disimulado 
Inauguración: 18 de abril, a las 20,30 h.
Sala Galatea (Casa Góngora)
De L a V de 17,00 a 21,00 h. S de 10,00 a 14,00 h y de 18,00 a 21,00 h. 
Domingos y festivos de 10,00 a 14,00 h.
Comisario: Óscar Fernández


Bookmark and Share

8 comentarios:

Palacio de Orive dijo...

+ info y catálogo en la Agenda de la Delegación de Cultura del Ayuntamiento de Córdoba:
http://cultura.cordoba.es

Anónimo dijo...

Me encanta el retrato de Miguel Ángel

Anónimo dijo...

Genial el retrato, es de Tete, ¿no?

Ars Operandi dijo...

Tanto las fotografías como el artículo son de Tete. Aprovechamos la ocasión para dar las gracias a nuestros fieles lectores que sólo en el día de ayer sumaron 900 visitas

Paco Muñoz dijo...

Ars Operandi la mejor página de arte de Córdoba y parte del extranjero. Un fuerte abrazo.

Juan López López dijo...

¡Qué verguenza la notita de prensa (por llamarla de alguna forma) del Diario Córdoba aparecida hoy al respecto! ¿Minimalismo periodístico? Los editores de la prensa cordobesa deberían mostrar más interés.

uff dijo...

"El trabajo del autor consiste en tocar fotografías y objetos para aplicar elementos que no están en el paisaje". Recogido literalmente de la edición en papel de ABC. Así que no sé qué es peor que hablen o que se queden mejor calladitos

srfimia dijo...

Este paisaje es imprescindible y este artículo todo un lujo.

¡A ver cuándo volvemos a tropezar en las calles de Sevilla con otro de tus paisajes tan propios!

¡Qué energía más buena transmiten tus obras!