.

.
.

8 jul. 2012

Carta a un amigo

TRIBUNA ABIERTA
por Sara Pulido

Estimado amigo F.

Espero que a la lectura de estas líneas estés bien, así me lo supongo, con tu familia y casi de vacaciones o adaptándote al cambio de destino porque de eso quería hablarte y felicitarte. He sabido por la prensa que has sido nombrado por la Junta de Andalucía para un nuevo cargo autonómico, quizá este más acorde con tu trayectoria política que el que hasta hace poco te habían encomendado. Me alegro, ya te digo, que una persona honesta como tú sea la responsable institucional andaluza de un segmento de la cultura como el que te han confiado. Porque de la cultura también quiero hablarte, ya sabes, es algo de lo que no puedo zafarme, puedo fumar menos, tomar menos cervezas pero me cuesta dejar de leer  casi te diría que no puedo dejarlo  ni tampoco resignarme y prescindir del arte, de las exposiciones. En fin, ya me conoces. 

Por eso te escribo, para felicitarte y de camino encomendarte que intentes poner un poco de orden. No veas como está el patio. Tú siempre has sido diáfano en tu trayectoria política, por eso confío en ti y por eso espero que sepas comprender que el personal está muy contrariado. Están los indignados que tienen más razón que un santo, los tecnócratas que desconfían de los intereses políticos y cuestionan la nefasta gestión del aparato y por último la gente de la calle, asombrada del nivel de corrupción política que está dando a conocer la justicia. Y yo, que quieres que te diga, perpleja y también indignada. He llegado a pensar que el sistema de por sí favorece la corrupción por lo que sólo podemos arbitrar medidas de control para atajarlo a tiempo y no permitir la malversación ni los desmanes que ya conoces. ¡Bochornoso! 

 De otra manera la gente va a terminar por desconfiar totalmente de los políticos, habrá quien deje de votar sistemáticamente, quien se haga objetor constitucional e incluso quien se eche al monte de la democracia. Yo personalmente soy partidaria del régimen parlamentario pero entiendo que cada vez haya más personas que crean en la democracia directa a la vista del comportamiento de los políticos y sus partidos. Por eso te escribo porque sé que estas cosas te preocupan, porque eres honesto y porque espero trasmitas a tus compañeros la sensación que tenemos a pie de calle. Y de paso te voy a pedir un favor, comenta a los responsables de Cultura que ya está bien de promesas incumplidas y aplazamientos sucesivos sobre la indefinición de usos y funcionamiento del Centro de Creación Contemporánea de Córdoba. 

 Han ido pasando los meses y no sabemos qué va a pasar, cuando entregará la Junta el edificio, cuando urbanizará el Ayuntamiento el entorno, cuando se abrirá al público y, lo más importante, qué va a pasar dentro del edificio. Mientras tanto la crisis nos atenaza a diario y las instituciones tienen la ocasión para  sin iniciativa política ni programa definido al respecto  desmantelar todo lo que no suponga pan y circo; esto es, votos indirectos por abstención versus objeción y desidia, y votos directos por encefalograma plano inducido. Y mientras tanto, si no se desmantela el tinglado  debo escribir a otro amigo de la Diputación para que me explique qué va a ocurrir con la Fundación Rafael Botí  se marea la perdiz a fuego lento para reconvertir lo proyectado en otra cosa absoluta y peregrinamente distinta. 

Eso es lo que hay querido amigo, de manera que urge después de tanta demora definir el C4 o el Espacio Andaluz de Creación Contemporánea, como últimamente parece que se llamará. En primer lugar darle entidad real mediante un decreto de constitución que le otorgue existencia como institución dedicada a la creación actual y a continuación activar un mínimo programa de actividades para que se haga realidad lo que hasta el momento no deja de ser más que un precioso edificio con muchas posibilidades y ninguna finalidad. Ya sé que está el verano de por medio pero estoy segura de que tendrás la ocasión de tratar de esto con los responsables de Cultura, por aquí comenzamos a estar impacientes y tememos que la situación se enquiste aún más o lo que es peor se intente resolver con el lastre de la crisis de manera inadecuada. Confiamos en tu buen hacer. 

En fin, que no te entretengo más, saluda a la familia. Un beso.
Sara Pulido

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues como los acuales responsables de la Consejería de Cultura le pidan consejo a tu amigo F. de cómo poner en marcha una infraestructura cultural y éste les recomiende el método de contratación mediante el cual él mismo entró a formar parte de la plantilla del Museo de Medina Azahara "estaríamos apañaos..." No dudo de la honestidad de tu amigo F. pero los políticos que no tienen oficio conocido fuera del paraguas del partido no me parecen de fiar.

El Peña y el Masa dijo...

"Yo tengo una prima,
que toca el oboe,
y otra el contrabajo,
desde que está en el pesoe"

http://www.youtube.com/watch?v=N3uS0KpzFYY

Anónimo dijo...

Lo que me preocupa es cómo se afilan las uñas, los artistas y otros para copar puestos en estas instituciones que tanto critican. Transparencia si, pero para los otros.

Honestidad y coherencia, por favor. Me gustan los silenciosos que trabajan y no se publicitan, ni critican, hacen y muy bien. Con discreción y amor al arte. Un ejemplo es esta publicación electrónica y quien la trabaja y la mima.

Y no tengo nada que ver con ellos ni con el arte. Usuario cansado de intrigas de palacio y manipulaciones, o malas lenguas que ocultan un enorme complejo o miedo a quien es mejor.

Las uñas se afilan hace tiempo, miedo me da

Anónimo dijo...

Llevo las uñas cortas desde que dejé de tocar la guitarra, pero las llamadas al silencio cómplice y al pensamiento acrítico no me parecen una buena recomendación para afrontar los acontecimientos que no están tocando vivir.

Anónimo dijo...

Pido un poco de respeto para el hombre, porque ya todo es bajar la cabeza, decir que sí, aunque se piense que no.

Max Aub

Anónimo dijo...

Acríticos? Mejor dicho, mostrar tu posición desde la honestidad de un trabajo y una filosofía de compromiso y coherencia. Esto está lleno de acríticos y de esos otros a los que les gusta estar en el candelero aunque no aporten nada en ese momento nada más que su presencia. Y no quiero señalar a ningún entrevistado recientemente.

Anónimo dijo...

La tierra es un teatro, pero la obra tiene un reparto deplorable.
Oscar Wilde.

Anónimo dijo...

Yo desde mi infancia oí decir a mis padres que las personas deben saber pedir para que las instituciones ofrezcan al pueblo aquello que demanda en la medida en que les sea posible hacerlo realidad, sabemos lo dificil que es contentar a muchos y más dificil aún cuando quienes estan pidiendo algo son una minoría que pocos votos van a otorgar para hacer rentable el intento, pero no quiero perder la ilusión de un mundo mejor.
Tu carta, estimada Sara encierra una petición muy bonita que nos llenaría de alegría incluso a los cordobeses que vivimos lejos y que de algún modo deseamos que un espacio cultural de creación sea una realidad en la ciudad califal. Hasta te agradezco que hayas hecho pública tu petición, pues sé que servirá para animar a quien tenga que defenderla ante quienes intentaran desoirla.
Un saludo grande desde Mallorca.
Chester D.

Anónimo dijo...

Tengo entemdido que quieren convertir el C4 en un casino muy mono. A fin de cuentas el arte de la estafa a todos los niveles es el que realmente despunta por nuestras latitudes.

Gerardo Pedros dijo...

Y la Posada del Potro cerrada el pasado sábado 28 de julio por la mañana, creo que el molino de San Antonio también,la Pergola, la sala Victoria...En la galeria de Vimcorsa ninguna exposición.
Lo poco que tenemos no se le da servicio.