.

.

19 feb. 2013

Los mapas, los territorios

Un aspecto de Cartografías contemporáneas. Dibujando el pensamiento en Caixaforum Madrid. Foto: Ars Operandi
Jesús Alcaide / Ars Operandi
A estas alturas puede parecer inocente e incluso reiterativo repetir por enésima vez aquella máxima que dice que “el mapa no es el territorio”, si no fuera porque la exposición Cartografías contemporáneas. Dibujando el pensamiento que Helena Tatay ha comisariado para el espacio Caixaforum en Madrid, nos vuelve a traer a colación la idea de que el mapa no es sino una convención más (política, experiencial, corporal, económica y conceptual) que realiza el ser humano para simplificar en una simple hoja de papel, la complejidad del mundo que le rodea. 

En torno a este territorio de trabajo se organiza una exposición que despliega como si de un mapa se trata, diversas rutas a la hora de diseccionar los itinerarios propuestos por artistas contemporáneos, cuyas piezas difícilmente podemos ver unidas en una exposición, desde Marcel Broodthaers, Marcel Duchamp, Paul Klee o Joaquín Torres García a imprescindibles representaciones del arte conceptual posterior a los años sesenta (Richard Long, Bas Jan Ader, Art & Language, Stanley Brouwn o Félix Gonzalez-Torres) y la incorporación de artistas más cercanos a nuestro tiempo como Efrén Álvarez, Cristina Lucas, Kara Walker, Trisha Brown, Ignasi Aballí, Rogelio López Cuenca, Erick Beltrán o Zbynek Baladran. 

Study for index map of the world. Art & Languaje, 2001. Foto: Cortesía Caixaforum
La exposición propone siete rutas, comenzando con las reflexiones del cartógrafo Franco Farinelli y terminando con una entrevista con el filósofo Alexander Gerner, y haciendo paradas en estos siete espacios en torno a los que se estructura el discurso trazado por Helena Tatay que no son otros que el lenguaje cartográfico, tipos de espacio, cartografías sociales y políticas, cartografías del cuerpo, cartografías de experiencia y vida, cartografías de lo intangible y cartografías conceptuales. 

El primero de estos ámbitos de trabajo, el del lenguaje cartográfico, inaugura la exposición con piezas de Lothar Baumgarthen y de Art & Language para enfrentarse a los ejercicios conceptuales de Stanley Brouwn y una de las piezas de 1961 de la serie Por ahí, Brouwn (This way, Brouwn) y el mapa como diana para el cuchillo lanzado por Artur Barrio en la obra Un cuchillo lanzado desde un punto cualquiera de Portugal sobre un punto no cualquiera de Europa. 

Traer el mundo al mundo. Alighiero Boetti, (1984). Foto: Cortesía Caixaforum
El siguiente territorio, aborda la idea de espacio, vertebradora junto a la de tiempo de gran parte del pensamiento moderno del siglo XX, y lo hace a partir de obras de Constant, los dibujos acústicos con objetos de Milan Grygar, la “invisible” proyección de Giovanni Anselmo o las imprescindibles piezas de On Kawara, un millón de años ordenados en un espacio y el juego de espejos de Robert Smithson. 

La relación de los mapas con diversos conflictos políticos y problemáticas de índole social, es el territorio de trabajo abordado a continuación, uno de los más productivos a lo largo del siglo XX y lo que llevamos del XXI, que aquí aparece representado con piezas de Gordon Matta-Clark sobre la especulación urbanística en Nueva York en 1973, dos poéticos proyectos de Marcel Broodthaers (Soleil Politique y Atlas) testimonio de las maneras de hacer política de uno de los maestros del arte conceptual europeo, un crítico Esbozo para Mapamundi de Öyvind Fahlström, la archiconocida pieza de Alighiero Boetti Traer el mundo al mundo (1984), una videoinstalación de los Ocho principios posibles o la Creación de Afroamérica de Kara Walker, la clásica América invertida de Joaquín Torres García, las piezas sobre la frontera mexicana en Ursula Biemann, el sangriento mapa de los conflictos en la obra del suizo Thomas Hirschhorn, dos piezas navegables, mapas poéticos y políticos (nunca mudos) de Rogelio López Cuenca y los diagramas caricaturescos de Efrén Álvarez y su crítica a los sistemas de poder. 

 Una linea trazada caminando. Richard Long, 1967. Collection Dorothee and Konrad Fischer. Foto: Cortesía Caixaforum
El cuarto ámbito que se despliega en la muestra, es la relación del mapa con el cuerpo sostenida con la idea que el cuerpo es nuestra medida del mundo y partir de él construimos las representaciones y mapas sobre él, representado por piezas de Ana Mendieta, Yves Klein y David Hammons, Valie Export y Cezary Bodzanowski y tres de las piezas más destacables de la exposición, el Discurso sobre las pasiones del situacionista Guy Debord, la nocturna deriva por Los Ángeles de Bas Jan Ader In Search of the Miraculous (1973) agorero precedente de su posterior desaparición y la Línea trazada caminando por Richard Long en 1967, un clásico del arte conceptual de los años sesenta. 

Casi como una ruta paralela a esta relación del mapa con el cuerpo, nace la relación de la cartografía con los mapas de experiencia y vida, relación expresada de forma melancólica y poética por el retrato de la familia Stillpass realizado por Félix González-Torres en 1991, trabajo que mediante fechas y lugares recorre la sala a modo de inscripciones de vinilo de color plata mientras en otros espacios de la sala podemos transitar por el trazado urbanístico de jeringuillas de Guillermo Kuitca y dos de los proyectos más importantes de On Kawara, I got up (1968-1969) y I met (2004). 

Sin título. Francis Alys, 2005-2011. Foto: Cortesía Caixaforum
 A continuación, la exposición intenta abordar la relación de los mapas con los estados alterados de la mente, la astrología y el ocultismo en los proyectos de Emma Kunz, Hilma af Klint, Willy Tjungurrayi y los mapas de energía de Matta-Clark, para desembocar en lo que la exposición denomina como mapas conceptuales, o lo que es lo mismo, el empeño de un gran número de artistas por relacionar las conexiones de la mente como mapas del pensamiento, a través de diagramas y construcciones alternativas a la cartografía física y política, espacio en el que podemos disfrutar de piezas de El Lissitzky, la Boite en valise de Marcel Duchamp, los mapas neurológicos de Santiago Ramón y Cajal, los países de Ignasi Aballí, el mueble archivo cartográfico de Erick Beltrán y los modelos de Universo de Zbynek Baladran, una de las piezas que bien podría resumir los modos de hacer y estrategias con que los artistas contemporáneos se acercan a la idea de mapa, diagrama o cartografía, como una estrategia para dibujar el pensamiento y relacionarse con el contexto complejo del mundo en el que vivimos, amplio contexto del cual da una acertada muestra esta exposición.

Cartografías contemporáneas. Dibujando el pensamiento 
Comisaria: Helena Tatay 
Caixaforum Madrid 
Hasta el 24 de Febrero del 2013 

Bookmark and Share

1 comentario:

Anónimo dijo...

Pedazo de exposición, magnífica crónica. Una pena que no hayan editado ningún catálogo de la exposición

TT