.

.

8 de mar. de 2013

Dejar hablar a la pintura. Juan Carlos Lázaro en Arte21

Pintura Ref. 259. Óleo sobre lienzo de Juan Carlos Lázaro en Arte21. Foto: Ars Operandi

Redacción/ Ars Operandi
 
Se pregunta Juan Carlos Lázaro (Fregeneal de la Sierra, Badajoz. 1962) al reflexionar sobre su obra más reciente por qué "salen estas pinturas discretas y silenciosas, puras y luminosas, sencillas y ensimismadas, de poco contraste; sobrias y contenidas, limpias y depuradas; sin alardes ni adornos, sin distracciones ni entretenimientos, cuya temática, por insignificante, no dice nada". Interrogantes para lo que el artista encuentra respuesta en las palabras de André Comte-Sponville en Chardin o la materia afortunada cuando afirma: "Es claridad lo que nos falta, verdad, placer, serenidad; sobre todo es esto lo que hoy espero del arte, lo que busco y lo que a veces encuentro en él". Sin abandonar la figura de Chardin hace suyas también las consideraciones que Francis Ponge escribió acerca del artista parisino: "Esos melocotones, esas nueces, ese cesto de mimbre, esas uvas, esa botella con un tapón de corcho, ese recipiente de cobre, ese mortero de madera. No hay ningún honor, ningún mérito, en elegir esos temas. Ningún esfuerzo, ninguna invención. Más bien una prueba de pereza, o de indigencia. Partiendo de tan abajo, va a hacer falta, por consiguiente, mucha más atención, prudencia, talento, para hacerlos interesantes".

Óleo sobre lienzo de Juan Carlos Lázaro en Arte21. Foto: Ars Operandi
Juan Carlos Lázaro, al igual que "el maestro" propone en sus pinturas una serie de temas que "no anuncian nada, no dicen nada, no significan nada.” En este sentido, afirma compartir con Chardin el propósito de “dejar hablar a la pintura y nada más que a ella.” Y es que después de haber pasado ya tanto tiempo "a solas" con la pintura, "y de estarle de veras agradecido", afirma, "diré en mi descargo que, en la búsqueda de ser yo mismo, es con esta pintura suave, discreta y silenciosa con la que me he encontrado; con la que trato de decir algo, si acaso, lo que me haya tocado en suerte". Y completa su declaración de intenciones retomando las palabras de Esteban Vicente cuando dice: "No soy original, no soy innovador, no soy un genio. Soy yo mismo, con mi capacidad, con mis limitaciones. Y esa es la única manera de ser, hago lo que hago, con fe. El resto lo desconozco".

Obras 2008-2013 constituye la segunda exposición individual del artista extremeño en la galería Arte21. Juan Carlos Lázaro posee una amplia trayectoria con exposiciones en las galerías Fernando Serrano, Alfama, Luís Gurriarán, Birimbao, Juan Gris, Ángeles Baños, Estampa entre otras. Además cuenta en su haber con tres retrospectivas que han revisado su trayectoria, en la Sala El Brocense de Cáceres, en la Casa de Cultura de Don Benito y en la Sala Antonio Machado de Leganés. Lázaro ha participado en numerosas exposiciones colectivas y en ferias de arte como Arco, Foro Sur, Artesantander, Estampa, Art Madrid y Art Chicago. Su obra forma parte de las colecciones del MNCARS,  MEIAC, Museo de Cáceres, CAB Burgos y de las Fundaciones Sorigué, Chirivella Soriano, Cajasol y Rafael Botí.

Obras 2008-2013
Juan Carlos Lázaro
Galería Arte21, Córdoba
Hasta el 19 de abril 

Bookmark and Share

3 comentarios:

Miguel Gómez Losada dijo...

Buen texto, saludos

Sofía dijo...

Muy bien traída la cita de Francis Ponge... Que el retorno al orden no nos obnubile.

Anónimo dijo...

Los cementerios estás llenos de orden. Las fábricas y el ejército están gobernadas por el orden. Yo sugiero el término, EQUILIBRIO.

Pakito El Incomprendido