.

.
.

23 may. 2013

Fernando Baena presenta sus videos en Magda Bellotti


Still de video de la obra El sueño de Courbet de Fernando Baena. Foto: Cortesía Galería Magda Belloti

Redacción / Ars Operandi

El artista Fernando Baena (Fernán Núñez, Córdoba. 1962) presenta hoy en la galería Magda Bellotti de Madrid y dentro del festival VIVA OFF Madrid 2013 una selección de sus trabajos en soporte de video. VIVA reúne, por segundo año consecutivo en Madrid, una muestra internacional de obra audiovisual en la que participan 41 artistas de 17 países, 5 instituciones y una selección de 11 galerías. Fernando Baena presenta cinco piezas que exploran algunos de los modos en que es utilizado el vídeo en la obra del artista: desde la práctica directa del medio como expresión poética y política, hasta su empleo como herramienta de documentación de la acción performativa o a la fusión que representa la vídeo-performance. 

El sueño de Courbet, con una duración de 33 minutos, es el resultado de la improvisación realizada el 17 de Noviembre de 2010 y enlaza dos momentos señalados en  la vida del pintor francés. Por un lado 1866, año en que pintó los cuadros El sueño y El origen del mundo, y por otro 1871, año en que participó en el gobierno de la Comuna de Paris como director de los museos de la ciudad. Durante su mandato, la columna de la place Vendôme, erigida poco antes para conmemorar las victorias napoleónicas, fue destruida, y Courbet fue acusado de ser el principal instigador. Condenado a seis meses de prisión y a pagar 300.000 francos, tras salir de la cárcel y para eludir el pago, huyó a Suiza donde murió a los 58 años. Fernando Baena explica que la Comuna de París significó la toma del poder, por primera vez, de las clases proletarias y la instauración de un proyecto político comunista autogestionario. "Para las feministas representa una clara toma de conciencia de la importancia de su lucha. Los cuadros, de 1866, son hitos en la representación del desnudo femenino, en el caso de El origen del mundo por su despojamiento de toda ficción, en El sueño por su clara alusión a las relaciones entre mujeres en una época en que su papel en la sociedad empieza a cambiar. Los grabados de fondo representan varios momentos del derribo de la columna, hito falocéntrico del imperio napoleónico, símbolo de una grandeur chovinista y de un mundo que declina".

Still de video de la obra Malas posturas de Fernando Baena. Foto: Cortesía Galería Magda Belloti
 En Malas posturas,  "la relación del individuo con la ley, la tolerancia es un terreno inseguro donde parece que la ley se cuestiona su propia infalibilidad y pertinencia, donde se muestra el desajuste entre lo que dice y lo que es aplicable sin forzar su desobediencia. La ley se permite un margen de seguridad. Los agentes de la ley quizás no sabrían explicar teóricamente el porqué pero, en la práctica, distinguen perfectamente cuando una danza atenta contra las normas implícitas de decencia y decoro. Ejerciendo perfectamente una labor crítica espontánea distinguen entre productor particular corporativo, distinguen entre lo que es normal y lo que no, hablan de malas posturas, de lo público, de la forma según el contexto, hacen historia y valoraciones, criminalizan, ordenan y reprimen amablemente".



Mierdas de caballos y príncipes es "un trozo de realidad: pompa y representación del poder, guardias a caballo, Rolls Royces e himno nacional. Poderosos y siervos en la España de comienzos del siglo XXI". En ¡Patria, Victoria, Honor!, un caracol de concha dorada asciende penosamente hacia la parte superior de la imagen mientras escuchamos el heroico dúo Suoni la tromba, perteneciente al segundo acto I Puritani de Vincenzo Bellini. Esta ópera, estrenada en París en 1835, está ambientada en 1651, durante la III guerra civil inglesa que, con posterioridad a la decapitación de Carlos I, enfrentó a los realistas partidarios de los Estuardo con los puritanos, partidarios de la República instaurada por Oliver Cromwell.

En Barricada, Fernando Baena documenta en vídeo una de las sesiones de Dibuja Madrid, una actividad del Centro Autogestionado La Tabacalera de Madrid en la que un centenar de personas dibujan del natural basándose en escenas representadas por modelos según una temática siempre variable. En una de las sesiones realizadas en 2011 el tema fue la performance. Las acciones resultarían registradas no en vídeo o fotografía sino en dibujo. La acción consistió en la utilización las sillas donde se sentaban los dibujantes para construir una barricada. Como consecuencia de la naturaleza de la acción hubo muy pocos registros y los papeles prefijados de artista y modelo acabaron transformados de manera que el modelo se convirtió en artista y los artistas, casi en su totalidad, en público.

El sueño de Courbet y otros vídeos

Fernando Baena
Galería Magda Bellotti. Festival VIVA OFF, Madrid 2013
Del 23 al 25 de mayo de 2013

1 comentario:

Anónimo dijo...

Adelante, Fernando. Quienes conocen tu trabajo saben de la hondura y exigencia que lo caracteriza y, al margen de la posible complicidad con las tesis que defiende, pocos dudan de su compromiso ferviente con el arte. Enhorabuena y gracias por mantener viva nuestra adicción.
A.L.P.V.