.

.

7 oct. 2013

Reflejos del callejón del Gato. Victor Pulido en Arte21


Los personajes de Victor Pulido en su Banco de España. Foto: Ars Operandi
Redacción / Ars Operandi 

El artista Victor Pulido (Huelva, 1968) inicia la temporada artística de la galería Arte21 con una selección de dibujos y esculturas en gres que reúne bajo el título de Apadrina a un bankero. En tono de sátira el artista onubense arroja una mirada crítica ante el paisaje socioeconómico de la España actual. Políticos, banqueros, economistas, militares y ciudadanos anónimos ofrecen ante el espectador los reflejos distorsionados de las miserias españolas que ya mostraba el callejón del Gato. Se trata de la primera exposición individual de Pulido en la galería cordobesa tras haber participado en colectivas como Bad Paintings o Todo sobre papel.

Apadrina a un bankero remite, según afirma el crítico de arte Sema D'Acosta en el texto de presentación, a la tradición satírica que ejemplifica el dibujante  Honoré Daumier. Considerado el mejor caricaturista decimonónico "por su habilidad para tratar lo cotidiano desde la disconformidad social y política, sus litografías, publicadas en su mayoría en prensa, son una descarnada sátira contra aristócratas y burgueses, además de arremeter también contra el corrompido aparato burocrático del Estado francés que favorecía a los poderosos y aplastaba a los necesitados". D'Acosta encuentra en la obra del francés  "una actitud de irreverencia y denuncia que de distinta manera pero con argumento similar, también encontramos en las mordaces esculturas de Víctor Pulido".

Esculturas de gres policromadas de Victor pulido en Arte21. Foto: Ars Operandi
Las figuras que Pulido presenta en Galería Arte 21 "recrean igualmente determinados arquetipos sociales de nuestros días, clichés entre la risa y la pena que hurgan, al modo de los personajes de las películas de Luis García Berlanga, en las miserias de España". Los protagonistas de la obra de Victor Pulido son "seres inventados que mezclan a su libre albedrío los tópicos de los hermanos Álvarez Quintero, los guiones de Rafael Azcona, las viñetas de El Jueves o las novelas de Eduardo Mendoza, modelos extraídos de un país desorientado que vive la crisis con resignación y que, a falta de otros alivios, logran trasminar humor y desencanto para al menos permitirnos la opción de reírnos de nosotros mismos, una actitud escéptica ante estas duras circunstancias que si bien no ofrece respuestas claras a problemas concretos, sí nos invita a reflexionar sobre lo que somos con retranca y picardía". Entre los "antihéroes" que participan en este "sainete popular", descubrimos sobre un banco que es el de España a Alejandro el político, "cuya sesgo y cinismo nos recuerda a Silvio Berlusconi. Aparece también Cuqui la economista, que mantiene un parecido más que razonable con Christine Lagarde, directora del Fondo Monetario Internacional. Al lado de estas fuerzas fácticas, observamos otros singulares representantes del pueblo llano como Curro el parado, Federico el jubilado y Chochín el dueño del bazar chino, vecinos de extrarradio que sin salir en los telediarios ni lamentarse demasiado, sobrellevan estos malos tiempos como pueden sin esperar grandes soluciones ni creer en la demagogia que generan los estamentos de gobierno y decisión".

La política, la moral, el sexo, la religión, la justicia, los medios de comunicación y sobre todo la economía, son parodiados "hasta lo esperpéntico" en esta muestra de Víctor Pulido donde el artista "ahonda en el gesto humano para dejar en evidencia determinadas poses que usan a menudo los mandatarios que rigen las instituciones públicas, un retrato mordaz de nuestra época que del mismo modo que se ensaña con los responsables de la crisis haciéndoles ver que los votantes no somos ni miopes ni borregos, por mucho que ellos se empeñen en valorarnos a partir de simples interpretaciones maniqueas, también se erige en homenaje de todos aquellos españoles anónimos que con ahínco y empeño se esfuerzan por sacar cada día a su familia adelante sin mayor aspiración que la de ser feliz".