.

.
.

13 mar. 2014

Boronía. Te lo juro por la crisis. The film



Gabriel Nuñez / para Ars Operandi
 
¿Cuándo comenzó la crisis? Ahora es difícil apostar por una fecha. Tan difícil cómo admitir que fue una crisis, "la crisis", la razón suficiente para justificar este desmantelamiento del estado de bienestar al que asistimos, entre impotentes y aletargados, un día sí y al siguiente también. Dese hace más de un año, Boronía se propuso dejar constancia de su visión de estos terribles episodios nacionales, los más tristes que hemos conocido varias generaciones de españoles. Y en ese empeño coincidimos con un viejo amigo: Cristóbal Ruiz. A través de su blog (lowon.blogspot.com), Cristóbal retrata día a día lo que pasa en este país, y lo hace con igual destreza usando las teclas de su portátil y los recursos de su paleta gráfica. Su obra es el centro del sexto y último número de Boronía, que editaremos el próximo mes de abril. A este núcleo se han ido superponiendo las colaboraciones de treinta artistas: de Leopoldo María Panero (un abrazo desde los pantanos de la memoria) a Alberto García Alix, de Suso33 a Miguel Brieva, de Ana Castro a Liniers, de Daniel Alonso a Stephanie Scholz. Autores de todos los géneros, edades y orígenes. Todos ellos aportan sus visiones de este momento y completan este número, que solo puedes reservar aquí: http://www.mymajorcompany.es/projects/boronia

Pero a este número le faltaba algo. Una representación viva en la que se dieran algunas pistas sobre su naturaleza. Un documento audiovisual que fuese el detonante de todo lo demás. Como siempre, para hacerlo, en Boronía comenzamos a comentarlo con los amigos. La primera charla fue con Tete Álvarez. Su presencia garantizaba la excelencia artística y la visión vanguardista que buscábamos. Como siempre que hemos requerido su ayuda, Tete dijo sí. A partir de ahí, partimos de un guion simbólico y de libre interpretación, en el que los rancios y pesados pasos de semana santa de la idea original acabaron siendo sustituidos por clásicos y vistosos coches de caballos. También sustituimos algunos personajes por objetos que los representaban: un cubo de basura reconvertido en urna electoral, un saco de migajas de pan y un espejo, aportación impagable de Hugo Lasarte para reflejar (nunca mejor dicho) la responsabilidad de la sociedad en este desastre. Aparte de esta idea, Hugo también trajo su cámara. Como Concha Vacas, Javier Ramos y Miguel Martí (director de cine que se vino de Madrid para la aventura). Con él vino Rosanna Walls, modelo y actriz que dio alma y sensualidad a La Prima de Riesgo. Junto a ella, en el mismo coche de caballos, Juan Bolaños, a quien pondríamos una chistera, una sonrisa y un frac para hacerlo pasar por El Capital. En otro coche, el espejo portado con tanta discreción como intención por Marina Campos. Y en el tercero, Irene Lázaro (quien colaboró en el guion y preparó la dirección escénica) representaría La Política, seductora, engañosa y cruel, y a. Mientras preparábamos todo esto, no podíamos dejar de sorprendernos de las ganas de colaborar en esta historia que demostraba todo el mundo. Fernando Vacas se basó en un tema de Wim Mertens para componer la Sinfonía Crítica de Boronía, una obra maestra que ejecutó en directo junto a Antonio Fernández Escobar al chelo, Juan Fernández El Panky a la guitarra y Alfredo Culebra a la caja. Rosario Vacas y Fernando Solano, maestros coreógrafos, prepararon un baile acorde con el tono y el ritmo de la melodía al que se unieron las bailaoras Carmen Muñoz y Nadia González. Juanclemente preparó el diseño gráfico y Esther Ruiz, de La Grapa, animó las redes sociales. 

Pero junto a ellos tuvimos el apoyo y la ayuda de muchísima gente: Mario Karpinski camufló el equipo y controló el sonido en directo, y Javi Suze lo hizo en las versiones que se grabaron posteriormente en Eureka EsTuDios, donde también participaron Pepón Vacas y Lin Cortés. Andy García, de #ActitudSocial nos surtió de camisetas azules, y allí donde los necesitamos estuvieron Paloma García, Yolanda Núñez, Rafa Hueso, Rafa Rodríguez, Mamen Nieto, Vero González, Rakel Winchester, Javier Latorre, Nacho Montoto, Esther Casado y, por supuesto, Gabi Guerrero, de La Paloma, la gente de La Estrella y Cuatro Gatos y toda la gente de La Corredera, porque, como no podía ser de otra manera, Te lo juro por la crisis se grabó en la plaza de la Corredera, de Córdoba.

Con todo este material, Tete pasó varias días soportando mis sugerencia y editando y dando forma a este vídeo que ahora presentamos. Un vídeo que es un flashmob, o una performance, o un corto. O es una pregunta. Una pregunta en la que lo más importante son vuestras respuetas.


2 comentarios:

casilda garcía archilla dijo...

Muy bueno!

Javier Sanchez Molina dijo...

Muy bueno el video y que bonita mi plaza de la corredera. He tenido la suerte de leer todas las ediciones de boronia y es una pena que desaparezca, pero están desapareciendo tantas cosas con esta puta crisis. Un abrazo a todos los que hicieron posible este proyecto.