.

.

25 mar. 2014

Eppur si muove

Un aspecto del stand de El Arsenal en FACBA 14. Foto: Cortesía El Arsenal
Redacción / Ars Operandi

El reciente cierre de la galería Carlos Bermúdez viene a colmar una situación, la del panorama galerístico en Córdoba, que ya anunciaron las clausuras de Tula Print y Clave. En cifras porcentuales podríamos concluir que en la capital se han cerrado en los últimos dos años el 60 % de las galerías de arte contemporáneo. En la actualidad solo subsisten dos espacios dedicados al comercio de arte actual: Arte 21 y Carmen del Campo. Con ellas trabajan un buen número de artistas cordobeses para quienes la inexistencia de mercado de arte hace muy difícil su pervivencia profesional. Ante este panorama desolador afortunadamente afloran experiencias alternativas que como El Arsenal, Combo  o Blow_Up pretenden encauzar el caudal que, a pesar de todo, fluye con fuerza en la ciudad. Tras la muestra inaugural en Combo de Iván Izquierdo y Anders Grønlien ya trabajan en La Fragua de Belalcázar Natalie Haüsler y Fernando M. Romero, responsables de la próxima entrega a dos bandas. Por su parte El Arsenal, que en estos días forma parte de la programación del Festival Miradas de Mujer con la obra de Belén Mazuecos, ha sido invitado a participar en la Feria de Arte Contemporáneo de la Universidad de Granada, FACBA'14. Hasta allí han llevado el proyecto de mural colectivo de Beatriz Sánchez, Sírvase usted mismo, un selfservice de dibujos realizados a modo de cadáver exquisito que han elaborado Raquel Boucher, Daniel Diosdado, Mikolaj Kownacki y Juarma López junto a la propia Beatriz. Pero no ha sido la única representación cordobesa en la feria universitaria granadina. Scarpia ha vuelto por segundo año a FACBA con una muestra de la colección de arte público generada a lo largo de sus doce ediciones y que incluye obras de Fernándo Sánchez Castillo, Boa Mistura y Basurama entre otros. Además el espacio de arte radicado en Archidona, La Sala de Blas, dedica su stand a la obra de Ángel García Roldán con Heart for Icarus, una muestra de video, pintura y fotografía.

Miguel Ángel Moreno Carretero en Birimbao. Foto: Cortesía del artista

También en estos días dos artistas cordobeses presentan sus credenciales en galerías de Sevilla y Marbella. El carpeño Miguel Ángel Moreno Carretero realiza su primera individual en Birimbao bajo el título de Paisajes preferentes. Esculturas, dibujos y pintura conforman un universo reducido a escala de maqueta donde proliferan ejemplos de los usos del arte como estrategia de consumo. En el catálogo editado con motivo de la muestra se indica que Paisajes preferentes "reflexiona sobre el mundo de las maquetas, el trabajo previo a cualquier acción llevada a cabo y descontextualizada del objetivo final. La escala como eje fundamental para abarcar espacios abiertos que se presentan en la galería en forma de escultura, pintura y dibujos. El interés de Miguel A. Moreno por la utilización del arte como estrategia  de consumo hacen de esta  exposición un paso más en cuanto a las cuestiones de originalidad, autoría y contexto de la obra. Series como Basada en hechos reales analizan el mundo de los records Guiness como fórmula iconoclasta en el mundo del arte y su publicidad, estos paisajes preferentes no son mas que la suma de deseos inabarcables, que se visualizan ante nuestros ojos como un señuelo, fruto del deseo y la esperanza en obras de arte público e intervenciones  que quedarán en manos de un futuro incierto".

Una historia rusa de Miguel Gómez Losada en la galería Yusto/Giner. Foto: Cortesía del artista
Miguel Gómez Losada, por su parte, inicia su andadura con la galería Yusto/Giner en una exposición que coincide en el espacio marbellí con la muestra del sevillano Dionisio González. Para su debut en Yusto/Giner, Gómez Losada ha seleccionado obras pertenecientes a la serie Una historia rusa. Una historia rusa es un recorrido pictórico a través de las vivencias, los recuerdos y la memoria personal del pintor cordobés. Losada rememora cómo su padre le enseñó "la lejanía a través de su afición a los mapasel Atlas Aguilar que consultaba cada noche en su sillóny el posterior viaje a Rusia. Mi madre me explicaba el invierno, subrayando la belleza de los días nublados, del aire frío y el verde. La recuerdo en el coche sentada delante, siguiendo con la mirada los árboles, y yo con ella desde el asiento de atrás. Así, Una Historia Rusa es una historia de amor, el resultado de una educación en la belleza del mundo, una construcción imaginaria del Norte, que desde Córdoba representa la distancia máxima, equivalente a mi admiración y a mi agradecimiento. Esta exposición está dedicada a ellos, Marcial Gómez y Rosa Losada, mi manera de continuarles". Miguel Gómez Losada expone también en estos días en la selección del premio de Pintura Internacional Focus-Abengoa 2013 donde logró el primer accésit. En la actualidad disfruta de una de las seis becas de creación y residencia LA TÉRMICA que promueve la institución auspiciada por la Diputación de Málaga. Durante una estancia de tres meses el artista desarrolla la serie Casa de verano, un proyecto que entronca con las vivencias estivales de sus vacaciones en la costa malagueña que "extenderá un hilo de memoria entre Córdoba y Málaga, y en el que se estudiará a través del arte, el flujo vacacional de verano entre ambas ciudades en las décadas de los años 70 y 80".

Paisajes preferentes
Miguel Ángel Moreno Carretero
Galería Birimbao. Sevilla. 
Hasta el 11 de abril

Una historia rusa
Miguel Gómez Losada
Galería Yusto/Giner. Marbella. 
Hasta el 20 de mayo

No hay comentarios: