.

.

27 feb. 2015

Artistas cordobeses en las ferias madrileñas

Obras de Pepe Espaliú junto a una escultura de Stephan Balkenhol en el stand de Pepe Cobo . Foto: Ars Operandi

Redacción / Ars Operandi

Seis artistas cordobeses participan en las ferias de arte contemporáneo que en estos días se suceden en la capital madrileña. ARCO, JUSTMAD, ART MADRID, Casa Leibniz y JAAL PHOTO conforman una oferta caracterizada por la variedad de formatos y de propuestas, desde las vanguardias históricas al arte más emergente, desde las galerías internacionales a los espacios independientes. ARCO focaliza su mirada en el mercado latinoamericano en una edición en la que solo concurren dos galerías andaluzas. La presencia cordobesa en ARCO 2015 no se encauza, como viene siendo tradicional, a través de la galería Rafael Ortiz. La apuesta del galerista sevillano por un Solo/Duo ha hecho que se eche en falta la presencia de obras de artistas cordobeses habituales de la feria como Equipo 57, José María Baez, Dorothea Von Elbe o Manolo Bautista. Tras algunos años de ausencia en la cita madrileña Pepe Espaliú vuelve a la feria de la mano de su galerista de toda la vida, Pepe Cobo. Cobo recuerda para Ars Operandi las primeras exposiciones del artista cordobés en La Máquina Española allá por 1986. Desde entonces ha sido "su galerista, su albacea y sobre todo su amigo". Un trabajo "afectivo" y "sentimental" que el galerista reclama como una de las señas de identidad de un "dealer de la vieja escuela". "Más importante que dedicarte exclusivamente a un tema de mercado", afirma, "se trata de creer en los artistas, se trata de involucrarse de una manera más afectiva con su carrera".

Paseo del amigo, escultura de hierro pintado de Pepe Espaliú. Foto: Ars Operandi
Pepe Espaliú, quien comparte stand con obras de Stephan Balkenhol, Juan Muñoz o Cristina Iglesias, está representado con una colección de dibujos y la escultura en hierro pintado Paseo del amigo, fechados todos en 1993 y que tienen a las muletas como iconografía recurrente. En esta última etapa de su vida las muletas son para Espaliú simbolo de protección, de apoyo, de sustituto del miembro que falta, de lo que no está, de lo ausente. Pepe Cobo reclama en un ARCO más políticamente correcto que nunca la plena vigencia de la obra del artista cordobés. "Pepe Espaliú tuvo una muerte que fue muy castigada moralmente por la sociedad. Él hablaba de la autobiografía como obra, mostró aspectos que el arte había tocado muy poco o lateralmente quizás porque hemos vivido un siglo XX muy lleno de moralismos".

Obras de Jesús Pedraza en el stand de la galería PM8. Foto: Ars Operandi
El otro artista cordobés representado en la feria madrileña es el lucentino, aunque afincado en Madrid, Jesús Pedraza. Pedraza trabaja habitualmente con la galería PM8 de Vigo con quien ha acudido a ferias como Artíssima en Turin o JUSTMAD. En su estreno en la feria madrileña presenta una recopilación de trabajos de marcada raíz conceptual en los que interviene en libros emblemáticos de la historia del arte y el pensamiento y manipula pósters en un meticuloso proceso que borra las imágenes mediante el lijado de carteles de propaganada electoral dejando como único referente la sonrisa de los políticos. En Jarra Rota, Pedraza pule cuidadosamente los bordes de un recipiente de cristal roto en un intento de restar violencia a la fractura. Francisco Salas, director de la galería viguesa, manifestaba a pie de stand que la obra de Jesús Pedraza se nos muestra "crítica, continuada, muy coherente", "pero a la vez es un trabajo que se puede disfrutar, que no es muy hermético y que sin llegar a ser irónico juega con una doble vertiente que lo hace muy abierto. Se trata de un trabajo muy reflexivo no solo sobre aspectos sociales sino sobre asuntos que tienen que ver con la institución arte"

Vista del stand de la galería Siboney en JUST MAD con obras de Fernando M. Romero. Foto: Ars Operandi
En Just Madrid, que por segundo año se celebra en la sede de COAM, el artista Fernando M. Romero ocupa en solitario el stand de la galería Siboney en una de las propuestas más acertadas de toda la feria. El comisario Ángel Calvo Ulloa ha seleccionado a doce artistas que representan "una muestra del talento productivo artístico en la península Ibérica". Entre ellos destaca la presencia del artista cordobés con una intervención en la que la pintura se expande más allá de los límites del cuadro para alcanzar géneros como la instalación o la fotografía. Juan Riancho, director de la galería santanderina, confiesa a Ars Operandi que "hay varias cosas que me gustan especialmente de él pero hay una que subrayo sobremanera que es una actitud muy contemporánea que es compartida por muy pocos". Aunque Fernando ultima en estos días la intervención pública Partículas Elementales en la Plaza Europa de Hospitalet, "aquí le han pasado cosas muy buenas" indica el galerista. Y avanza como ejemplo de este "salto cualitativo" que algunas de las galerías que forman parte del JustBrooklyn han mostrado su interés en exponer la obra del artista cordobés en la capital neoyorkina.

Nocturno, múltiple sobre tabla de Pepe Puntas en Art Madrid. Foto: Cortesía del artista
También en la Galería de Cristal de CentroCentro Cibeles se celebra la décima edición de la Feria de Arte Contemporáneo Art Madrid’15. La feria reúne a medio centenar de galerías nacionales e internacionales dedicadas al arte contemporáneo, arte emergente y vanguardias históricas. La galería fundadora de la feria, BAT Alberto Cornejo, acoge un año más obras del artista cordobés Pepe Puntas. Puntas ha señalado a Ars Operandi que acude en esta edición a Art Madrid con pinturas cuya temática "sigue siendo la denuncia social, la crisis y sus resultados. Todo ello mezclado y agitado con un poco de sexo, la comida rápida y antidepresivos. También se propone técnicas de relajamiento y longevidad chinas con un toque de añoranza sobre el tiempo perdido".

Vista del proyecto de Miguel Ángel Moreno Carretero en One Project 2015 de Art Madrid. Foto: Cortesia La Fábrica Galería
Sin salir de Art Madrid y dentro del programa One Project 2015 encontramos la propuesta del artista carpeño Miguel Ángel Moreno Carretero de la mano de la galería madrileña La Fábrica. El comisario Carlos Delgado Mayordomo ha seleccionado ocho proyectos en formato solo show de otros tantos artistas que aunque jóvenes mantienen una presencia continuada en el panorama expositivo actual. Los trabajos están unidos por el concepto de artefacto, "planteado como un dispositivo claramente  onstruido, fruto de un proceso razonado de producción, que no oculta su artificialidad y su medida precisión". Moreno Carretero muestra, entre otros,  trabajos pertenecientes a Mecanismos inconscientes del horizonte, la exposición que recientemente ha clausurado en la sede madrileña de La Fábrica. Un proyecto con un latente componente autobiográfico que documenta más de un centenar de reclamos de carácter publicitario situados en las cercanías de las carreteras españolas que Miguel pudo conocer de pequeño sentado junto al volante del camión de su padre. Esta serie de artefactos publicitarios y señalizadores, "vinculados al comercio y desprovistos de cualquier intención artística inicial conforman una colección de fotografías que evocan un período de tiempo claramente identificable en el paisaje español y posiblemente, en peligro de extinción", indican desde la galería La Fábrica.

Fotografía de Verónica Ruth Frías en JAAL PHOTO
Experiencias como JAAL PHOTO o Casa Leibniz complementan, desde otros planteamientos, la oferta artística de la capital en estos días. En JAAL PHOTO, la feria de fotografía independiente de Madrid, han podido verse los trabajos de Verónica Ruth Frías. La habitación 503 del Hotel Mayerling ha sido el escenario de la presentación de A 153 cm., un proyecto cuyo nombre alude a la altura de la artista. "Adquiriendo una pose casi hierática y aparentemente inmutable", indican desde Factoría de Arte y Desarrollo,  "la artista se insertó en el paisaje como un hito vertical, tal que una forma de vida vegetal o un simulacro de totem. Lo hizo durante el periodo de gestación de su segunda hija, de manera que su figura embarazada constituye en sí misma una redefinición del paisaje como ecosistema vivificante. Tal y como ella misma explica, asume el papel de una diosa madre ancestral, transfiguración de la propia naturaleza, una personificación de la tierra asociada a la fertilidad".