.

.

16 oct. 2015

Relaciones y colaboraciones en Kuchu no Hako / Caja en el aire

La artista Hisae Yanase bajo la instalación Kuchu no Hako. Foto: Cortesía Amigos de Medina Azahara
Redacción / Ars Operandi

Habla el artista Juan Serrano en el video de presentación de la Asociación Amigos de Medina Azahara de la voluntad que comparten de "seguir los caminos del arte". Y es que propiciar una mirada artística desde lo contemporáneo sobre el Conjunto Arqueológico de Medina es uno de los principales propósitos que se ha marcado A.M.A.Z., un colectivo ciudadano ocupado en la proyección del conjunto arqueológico a partir de una apuesta por la contemporaneidad y por establecer cauces de diálogo entre pasado, presente y futuro. Fruto de este trabajo es la intervención que hoy se presenta en el patio de la Sede Institucional, Kuchu no Hako / Caja en el aire, un proyecto relacional y colaborativo que ha sabido concitar un buen número de sinergias en torno a él. La cerámica, desde la califal a la contemporánea, ha sido el vínculo que ha hilvanado todas las actividades de Kuchu no Hako. Talleres, conferencias, visitas guiadas y un montaje colectivo de la obra han conformado el programa de un ciclo que culmina hoy viernes con su exhibición pública en el patio del Museo y la performance de Maribel Martínez Roldán.

Juan Serrano e Hisae Yanase trabajando en el montaje de Kuchu no HakoFoto: Cortesía Amigos de Medina Azahara

La caja en el aire, un cubo de 240 cm, el mismo módulo que rige en el diseño del edificio de la sede de Medina Azahara, está construido con alrededor de 2.000 piezas de cerámica que se suspenden, enlazadas entre sí, sobre el estanque del patio. "La proximidad de los blancos muros hacen perceptible el paso del tiempo con el movimiento de las sombras arrojadas. La escultura se proyecta expresamente para ser instalada sobre el estanque del patio del museo y se enriquezca por el reflejo cambiante del agua. Los colores y brillos aleatorios del esmalte de las piezas cerámicas y su combinación con otros materiales contemporáneos, se transforman en esta instalación en colores móviles, reflejos cambiantes con la luz del sol y mecidos por el viento" indican los responsables de la obra, un proyecto de autoría compartida dirigido por Hisae Yanase, Pedro Caro, José Escudero y Juan Serrano y que ha contado con la  estrecha colaboración de Antonio I. González Pedraza, Juan Pablo Lucena, Ana Zamorano, Manuel Pedregosa, M. Ángel Moreno Carretero y Juan Bolaños.

Un aspecto del montaje de Kuchu no HakoFoto: Cortesía Amigos de Medina Azahara
La manufactura del proyecto arranca en un taller de cerámica celebrado en el mes de abril en la Escuela de Arte Dionisio Ortiz en el que, con la ayuda de alumnos y profesores, se elaboraron las piezas diseñadas por Hisae Yanase que habrían de conformar la escultura. La propia artista también ha trasladado su experiencia en las actividades que en torno a la cerámica, el patrimonio, la arquitectura y el arte contemporáneo se celebran de manera paralela a la muestra. Un aspecto que revela a las claras la naturaleza colaborativa del proyecto es el capítulo de su financiación. Los 5.000 € de los costes de producción de la obra han sido sufragados mediante las aportaciones de un buen número de pequeños mecenas que han podido obtener un ejemplar de una edición limitada y numerada de 250 piezas integrantes de la escultura Kuchu no Hako realizadas en el taller de la artista Hisae Yanase.


Kuchu no Hako / Caja en el aire
Sede Institucional Medina Azahara
Inauguración: Viernes 16 de octubre. 18 horas


No hay comentarios: