.

.
.

19 ene. 2018

Fallece el artista Pepe Morales

Pepe Morales en sus estudio de Marbella. Foto: Eduardo Gonzalez Coeto 

Redacción / Ars Operandi 

La comunidad artística recibe hoy con pesar la noticia de la muerte del pintor cordobés Pepe Morales, fallecido en su domicilio de Marbella a la edad de 85 años.

José Morales Tejero nace en Palma del Río (Córdoba). Al estallar la Guerra Civil se traslada con su familia a Sevilla, ciudad en la que comienza su andadura profesional entrando de aprendiz de retocado de fotografía en el taller de Rueda en Sevilla. En 1945, pese a no cumplir la edad reglamentaria, logra matricularse en la Escuela de Artes y Oficios de Capuchinos de Sevilla, escuela a la que asistirá hasta 1948. Un año después ingresa en la de Santa Isabel de Hungría, comenzando de este modo una continuada presencia en exposiciones y certámenes. 

En 1952 funda con otros artistas la “Joven Escuela Sevillana”, grupo artístico promovido por el profesor de la escuela de BB.AA. Miguel Pérez Aguilera, y participa en su primer salón. Asimismo poetas de la revista Guadalquivir y los jóvenes pintores crean la tertulia “Camilla del Guadalquivir”. Este mismo año, Morales obtiene el Premio Real Maestranza en la Exposición de Otoño, así como el premio Federico Torralba de la Escuela de Estudios Hispanoamericanos de Sevilla, que le otorgan tras lograr la Beca de paisaje para la Universidad de Verano de La Rábida (Huelva). Un año después forma parte de la exposición colectiva de alumnos graduados de la Escuela de BB.AA. de Sevilla, muestra que se expone en la sala Municipal de Arte de Córdoba. Participa asimismo en la V Exposición Provincial de Arte y en la de seleccionados para la II Bienal Hispanoamericana de Arte, y gana el Primer Premio en la I Exposición de Pintura del SEU. Al año siguiente, 1954, obtiene el título de Profesor de Dibujo y emprende un viaje por Italia y Francia. Este año la Joven Escuela Sevillana celebra su II Salón, en el que participa Pepe Morales.

José Morales. Testimonio de Carmona, 1974. Óleo sobre lienzo, 116x116 cm. Museo Municipal de Palma del Rio (Córdoba)

1955 es un año en el que el artista, tras finalizar las Milicias Universitarias, viaja por el norte de España pintando paisajes. Su primera individual llega en el año de 1956, en el sevillano Club La Rábida, donde expone las pinturas realizadas en su viaje al norte, muestra que lleva, ampliada, a la sala Municipal de Arte de Córdoba. Decide marchar en 1957 a Inglaterra a ampliar estudios, consiguiendo un contrato laboral en Warrington, adonde se traslada con los también pintores, y miembros de la Joven Escuela Sevillana, Armando del Río y Federico Delgado. 

Expone en Warrington y Altrincham, toma clases en la Saint Martin’s School of Arts y trabaja en la agencia de publicidad Berta Studio, donde su contacto con exiliados españoles supondrá la toma de conciencia política, una constante que le acompañará desde entonces y que dejará su influjo en su expresión artística. Vuelve a Sevilla en 1958, realizando en el Ateneo una rupturista exposición que produce opiniones encontradas en la crítica. Finaliza la década de los 50 instalándose en París, asistiendo a clases de grabado en la École des Beaux- Arts. De vuelta en Sevilla sigue participando en exposiciones y certámenes, y funda, junto a Delgado Montiel, Comas, Armando del Río y Milla el Grupo Itálico, con quienes participa en diversas muestras. 

Al inicio de la década de los 60 Morales se traslada a Córdoba, integrándose a través de Francisco Aguilera Amate en los círculos artísticos e intelectuales de la ciudad. Hasta 1964 sigue el estilo de abstracción y collage que inició a finales de los 50, y comienza sus series de escultopinturas. Forma parte del histórico Salón Córdoba 1964. A partir de 1965 su obra gira hacia el realismo social, cambio que encuentra su mayor expresividad en la llamada época negra iniciada en 1972. En el año 73, tras varios años sin realizar individuales, expone en la Galería Studio 52, para posteriormente hacerlo en Madrid y Valencia. El final de los 70 supone el fin de la época negra; organiza con sus compañeros la Asociación de Artistas Plásticos de Córdoba e inicia una nueva década de mayor luminosidad, que se ha dado en llamar época rosa. Trabaja el óleo, el temple y se inicia en la cerámica. 

José Morales. Serie Encuentros, 2001-2003. Técnica mixta. 

El fallecimiento de su hija Raquel en 1987 supone un nuevo cambio en la obra de Morales, que comienza a integrar textiles en sus creaciones. Durante los 90 sus exposiciones son constantes. Comienza a numerar sus obras sustituyendo con los números el título. Al finalizar la década se interesa por la escultura, realizando su primera exposición de esta disciplina en 1998, en el Colegio de Arquitectos de Córdoba, sin abandonar las muestras pictóricas. A la llegada del nuevo milenio, Morales no cesa en su actividad creativa y es objeto de diversos reconocimientos, como las dos exposiciones retrospectivas del Museu Diocesá de Barcelona y del Musée du Montparnasse en París. En 2015, Córdoba acogió la retrospectiva titulada Pepe Morales. Medio siglo de pintura, una completa muestra que se pudo ver en la Sala Orive y la Casa Góngora de la capital, comisariada por su hijo Félix.  S. T. T. L.

No hay comentarios: